Un total de 9 de 173 tripulantes del crucero "Ultramarine", de la compañía "Quark Expeditions" dieron positivo positivo de  coronavirus luego de amarrar en el puerto de la ciudad de Ushuaia. Tenían como objetivo embarcar a 199 pasajeros para realizar un viaje hacia la Antártida. 

La embarcación arribó el jueves a la terminal portuaria solamente con los tripulantes a bordo, con el objetivo de embarcar a 199 pasajeros (en su mayoría extranjeros) en un viaje de aventura hacia la Antártida. Sin embargo, previo a ello - según protocolo - la tripulación  fue sometida a un test de antígenos antes de su ingreso al puerto.

El test arrojó la existencia de cuatro casos positivos y dio la primera señal de alerta a las autoridades, quienes autorizaron el ingreso del barco al muelle cerca del mediodía, pero solo para permitir la realización de las pruebas de PCR mientras toda la embarcación fue declarada en aislamiento preventivo.

"Los resultados de los PCR arrojaron un total de nueve casos positivos. El buque está aislado y por el momento nadie puede bajar ni subir", confirmó a Télam el presidente de la Dirección Provincial de Puertos (DPP) Roberto Murcia.

"Hay que adoptar un criterio en función del número de infectados. O se permite el descenso de los casos positivos para que cursen la enfermedad aislados en un hotel, y el buque es desinfectado y se lo libera. O se podría disponer que el barco completo quede en cuarentena", explicaron los voceros consultados.

Por su parte, los pasajeros del crucero tenían previsto arribar hoy a Ushuaia en un vuelo charter, pero ante lo ocurrido, la empresa naviera resolvió postergar el viaje al menos hasta el 1 de diciembre. Se trata de la  segunda vez que se activa el protocolo desde la inauguración de la temporada a fines de octubre.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!