COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Aeropuerto de Comodoro Rivadavia fue una obra largamente esperada - y demorada- y que generó en sus inicios muchísima satisfacción y orgullo entre los comodorenses que sentían que finalmente la ciudad tenía una puerta de acceso como se merecía. Para muchos la ilusión se desvaneció rápidamente. Goteras, un sólo escaner de Policía Aeroportuaria en funcionamiento (y el fitosanitario que a veces no anda), una manga para abordar que no puede operar cuando el viento supera los 50km/h, suman elementos a una lista de "molestias" que padecen los pasajeros en esta terminal aeroportuaria, y que se une a los reclamos por las falencias que ven quienes están del otro lado del mostrador: los trabajadores del aeropuerto. Este jueves, un usuario de ADNSUR relató cómo un par de perros -sin dueño-  circulaba libremente por el interior del  Aeropuerto y la confitería, sin que nadie se molestara en retirarlos.

Foto enviada por un usuario de ADNSUR

Según lo que relata el vecino no se trató de animales que brindaran asistencia terapéutica o pertenecieran a algún pasajero.  De tratarse de mascotas que van a viajar la reglamentación exige el uso de collar y correa -si viajan en cabina- o una jaula especial -si van en el compartimento de carga-. Y, claro, certificación sanitaria correspondiente. En este caso se trataba, lisa y llanamente, de perros callejeros .

Si bien puede darse el ingreso casual de perros en cualquier espacio público, la molestia particular del vecino fue que nadie los retirara de la confitería, y que personal del aeropuerto los ignorara como si se tratara de algo "normal".

"Mirá que me encantan los perros, pero tenerlos caminando dentro de un lugar donde sirven comida, no da. Ves como los esquivan las chicas con las bandejas y nadie los saca... no lo entiendo", expresó el viajero a ADNSUR, agregando que, según le indicaron desde la confitería, retirar los canes le correspondería a la gente de Aeropuertos Argentina 2000 y no a los concesionarios del espacio gastronómico.

En tanto, los perros circulaban entre la gente y se sentaban, a sus anchas, cerca de alguna mesa esperando con su mirada enternecer a los comensales y que les tiren algo de comer.

"Yo entiendo que el aeropuerto todavía está en obras, pero te dejan pasar con el auto, no tenés donde estacionar pero te cobran igual la tarifa como si estuviera todo en condiciones. Y encima de todas las garitas que hay para pagar el estacionamiento, cuando llegás de madrugada que se suman dos aviones (por el vuelo de LAN y Aerolíneas Argentinas) hay una sola habilitada y te fumás 50 minutos de cola", mencionó a ADNSUR otro vecino que suele viajar con frecuencia, y puntualizó que "la semana pasada, a la tarde no había vuelos y había dos garitas funcionando, y hace 20 días de madrugada éramos los pasajeros de dos aviones tratando de irnos y había una sola... Y por supuesto que el tiempo que te hacen perden en la fila te lo cobran igual".

"No se si sirve llenar el libro de quejas, si llamas al teléfono que pone Aeropuertos Argentina 2000 te enterás que sólo toman quejas que tengan que ver con los aeropuertos de Buenos Aires, con Aeroparque y Ezeiza, así que imaginate que si escribís en un papel a 3000 km de la capital olvidate que alguien vaya a mirarlo",  se resignaba otra comodorense que,  pesar de haber entrado al predio de estacionamiento sólo a dejar a un familiar, sin estacionar- debió pagar la hora completa debido a que la gran fila de vehículos que intentaba salir por una única garita le hizo pasarse de los 15 minutos gratis.