COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La directora de la Escuela N°218, Mónica Marti, reclamó por el alumbrado público que no funciona en las puertas de la institución, tal como informó ADNSUR más temprano, y contó además que "otro problema grande es que hay una zanja que produjo el temporal" en ese sector de "dos o tres metros" de profundidad que podría provocar un accidente con los chicos. Reclamó que "eso quedó así y nadie vino" a arreglarlo.

"El alumbrado público es intermitente; prende y apaga. La gente llega temprano, es de noche, está oscuro. La portera llega a las 7 horas y es una oscuridad terrible, en un entorno complicado" en el que incluso a vece "hay gente merodeando", contó.

Explicó que "después del temporal no quedaron las luminarias en condiciones; esperamos un tiempo prudencial porque había mucho trabajo. Las únicas luces son las de la institución. Los chicos llegan a las 8 y todavía está oscuro. Hicimos el reclamo en reiteradas ocasiones a la cooperativa y no hemos tenido respuesta".

También reclamó por el servicio de Internet. "Lo hicimos en reiteradas ocasiones en años anteriores porque nos prestan el servicio y tampoco tuve respuesta. Es fundamental Internet para la escuela", explicó la directora de la escuela del barrio Consorcio Eva Perón.

ZANJA PELIGROSA

"Otro problema grande es que hay una zanja que produjo el temporal. La directora anterior hizo los reclamos, vinieron a colocar una red de alambre para que no pasen los chicos pero se rompió, siguen transitando por allí y la zanja es profunda, de unos 2 o 3 metros hacia abajo. Si alguien cae sería un accidente importante. Eso quedó así y nadie vino", resumió.

OTROS PROBLEMAS DEL BARRIO

Vecinos del sector reclamaron por el servicio de luz. En diálogo con ADNSUR aseguraron que regularizaron su situación pero no obtienen respuesta al respecto. Explicaron que antes se encontraban colgados y que los cables se encuentran en la calle, lo que significa también un peligro para los chicos.