Mercedes es una vecina de zona norte, más específicamente Km. 3, que alimenta y cuida a “Tuki”, un perro de tamaño mediano que fue abandonado por sus vecinos, cuando dejaron la localidad para mudarse a la provincia de Neuquén hace ya 2 años.  

El perro fue abandonado en el patio de la casa y comenzó a acercarse a la casa de Mercedes cada vez que alguien salía. Allí es cuando quien le da tránsito a “Tuki” se dio cuenta que la familia había cargado el camión de mudanzas “olvidando” al can. 

La vecina nos cuenta que en su casa no tiene patio y “Tuki” es un perro que está acostumbrado al exterior y pasar horas al aire libre. Duerme en su casa, con su familia le dan de comer y lo llevaron al veterinario para hacerle los controles correspondientes, desparasitarlo y vacunarlo.

Los vecinos del barrio, en especial Mercedes, lo cuidan a diario.
Los vecinos del barrio, en especial Mercedes, lo cuidan a diario.

Varias veces tuvo accidentes que lo llevaron al veterinario por estar tanto tiempo solo en el exterior, peleas con otros perros, accidentes con autos y una quemadura con un cable suelto en la vía pública, son situaciones a las que “Tuki” se repuso a lo largo de su vida.  

Lo describen como un perro bueno y cariñoso “Es muy bueno, acepta enseguida el cariño, una vez que pierde el temor a que le peguen… el veterinario me explicó que esto pasa porque fue maltratado…”

El can necesita una familia que lo adopte y le brinde el amor y el espacio que precisa para estar al aire libre. No le gusta permanecer mucho tiempo adentro, se desespera por salir, “…muchos vecinos ya lo conocen y como es muy bueno les juega. Es super cariñoso y le encanta recibir mimos” 

Si estás interesado/a en conocer a “Tuki” y adoptarlo responsablemente, 2975946151 es el contacto de Mercedes la vecina que le da tránsito y se hace responsable de él actualmente.  

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!