Este jueves se cumplieron diez años de la muerte de Blanca, la hija de Benjamín Vicuña, y desde aquel momento, nunca significó un día más cada 8 de septiembre para la vida del actor y su familia.

Vicuña escribió una carta que acompañó con un video inédito de la nena jugando en una cama elástica y recibió todo el apoyo de sus seguidores. “¡Dale Blanca, dale mi amor!”, se le escucha decir con la risa de Pampita de fondo mientras su hija saltaba con felicidad.

Del Instagram de benjaminvicuna.ok

Esta fecha fue definitivamente un antes y un después en nuestras vidas. Una fecha con la que jamás podré reconciliarme. Una fecha de mierda que eligió Dios para llevarse a quien más amé en mi vida. Una fecha en la que ya nada me parece casual. Los septiembres grises cobran sentido”, comenzó diciendo con la emoción en cada palabra.

El actor destacó que sus amigos y el amor de sus otros hijos fueron los que lo ayudaron a seguir adelante. “Tus hermanos te nombran con alegría (creo que hicimos las cosas bien). Diez años que pasaron volando, como tú sigues volando cerca nuestro”, valoró.

 La carta completa que Benjamín Vicuña le escribió a Blanca a 10 años de su muerte 

“Esta fecha quedó grabada en mi memoria, en mi piel y en la piel de la gente que amo. Hoy, 8 de septiembre –no sabes lo que me cuesta escribirlo– se cumplen 10 años e intento cerrar un ciclo que comprende todos estos meses y todos estos años, todas las cartas, poemas y referencias con fotos tuyas, hija querida, que te fui escribiendo como una relación epistolar con el cielo. Hoy estás más acá que nunca, o yo estoy más allá. Hoy mi casa está habitada por tu cara, tus fotos y de tus recuerdos”, expresó Benjamín Vicuña. 

Y agregó: “Diez años que comenzaron con la rabia, la negación la impotencia, más tarde la aceptación y luego la reconstrucción. El mismo Dios que te llevó, nos sostuvo, nos cuidó y hoy me regala vida, salud y nuevos desafíos. Jamás voy a terminar de entender el por qué, pero sí puedo mirar al fondo de mi alma y estar seguro de que nos acompañamos más que nunca, que estás. Que el 8 sea el signo de la eternidad, elijo pensar que no es un mero azar. En este ciclo, sin duda la amistad fue fundamental para poder salir de zonas oscuras y dolorosas. En lo personal, estos escritos, poemas abstractos y acciones que compartí públicamente, me hicieron bien, me ayudaron. Cada uno de los comentarios que recibí, fueron como un silbido en medio de la niebla, como un cariño, un manto sagrado de protección y humanidad”. 

Por último, el actor resaltó que es consciente de que se transformó en un pequeño referente de lucha y de dolor, y dio a conocer que está escribiendo un libro: “Aquí estoy, cerrando este ciclo y comenzando otros, embarcado en el proceso de escribir un libro, con mis limitaciones, con mi sensibilidad, con mis metáforas y mis carencias. Un libro que intentará sanar a muchas otras personas a las que, como a mí, una fecha les quedó marcada a fuego”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!