Las empresas de transporte público del interior del país anunciaron que podrían suspender el servicio durante el fin de semana del viernes 23 de diciembre, en plenas fiestas de fin de año y en medio del importante movimiento comercial.

Según explicaron, la medida surge porque el Estado Nacional no concretó el pago de los subsidios acordados, por un monto de $11.800 millones,  impidiendo así que las empresas puedan afrontar el pago de aguinaldos y garantizar mantenimiento del servicio.

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) denunció que “el Estado Nacional debe $6.000 millones de noviembre y $5.800 millones de diciembre” en subsidios comprometidos.

Tweet de FATAP INFORMA

Los transportistas reclaman que a la hora de girar los subsidios comprometidos se equipare al transporte en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con los servicios en el resto del país, para los que el aporte monetario del Estado llega tarde y en menor cuantía. 

“Solicitamos a las autoridades que se regularice la situación de manera urgente, que estos retrasos no lleguen a los trabajadores que merecen su aguinaldo, y que no afecte a quienes viajan cada día en transporte público para trabajar, atender a sus seres queridos, acudir a un hospital, etc”, finalizó el comunicado de la Federación.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!