Tras el ataque que sufrió Cristina Fernández de Kirchner, distintas “personalidades” comenzaron a dar su aparición y hablar de lo que sucedió el pasado jueves en Recoleta.

Una de ellas fue “Milky Dolly”, una polémica tiktoker que es amiga de Fernando Sabag, el atacante de la vicepresidenta. La joven brindó una entrevista en televisión y contó detalles de su relación con el brasileño.

“Yo me lo encontré, se sacó una foto conmigo y la subió a Instagram y yo le comenté un corazón porque me etiquetó”, comenzó.

Luego de ese primer encuentro la relación continuó virtualmente por las redes sociales, indició que "me empezó a hablar por Instagram y me dijo que yo le parecía una chica muy linda, muy buena onda y que la próxima vez que me viera me iba a regalar un algodón de azúcar”, agregó.

Posteriormente, la joven que sube contenido no apto para menores a su cuenta, comentó que se lo volvió a cruzar inesperadamente: “Tres días después me lo volví a encontrar en un concierto al que yo fui que era muy random que esté ahí”, detalló.

“La tercera vez que me lo encontré, a los tres días, me regaló un algodón de azúcar y me preguntó si me podía sacar una foto con su celular”, reveló a Nosotros a la mañana.

Sin embargo, tras dar algunos datos de su amistad con Sabag, la joven sorprendió a los periodistas con un insólito pedido.

Ni lenta ni perezosa, la tiktoker ofreció “sus servicios”: “Si hay algún viejito por ahí", señaló antes de ser interrumpida por el “Pollo” Álvarez que le agradeció sus palabras pero le indicó que no era el lugar indicado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!