El pasado sábado, Katherine, vecina de La Plata, relató sus sensaciones tras enterarse de que el candy bar que había contratado para el cumpleaños de su hijo no iba a estar presente.

La joven platense comentó que encontró un servicio de pastelería a través de Facebook Marketplace, a nombre de María Verónica Ruiz. Tras verificar precios y las distintas alternativas que presentaba la plataforma, se decidió por contratarla en vistas al cumpleaños de su niño Thian, quien cumplió 7 años el pasado 8 de mayo.

“El 10 de abril le consulté el precio. Me dijo cuánto salía y me pasó su número de WhatsApp. Dentro de todo era barato y lindo. Me convenció. Le transferí $2500 en concepto de seña. Era la mitad del costo total del candy bar”, contó.

“Le pedí que la temática fuera de Spiderman. Me pasó algunos motivos, le dije que me gustaban y coordinamos la entrega, que iba a darse por cuenta de ella el mismo domingo del cumpleaños. El lunes 2 de mayo me envió un mensaje y me comentó que tenía que transferirle la otra mitad, que no quería efectivo durante la entrega”, agregó la damnificada en comunicación con TN.

“Su Facebook era el personal, la gente que estafa no lo hace con su propia cuenta. O eso pienso yo. Le deposité a una cuenta de ella, con su nombre y apellido y número de DNI. No había lugar para desconfiar”, añadió la joven.

Una de las captura de chat. Foto: TN
Una de las captura de chat. Foto: TN

Sin embargo, un día antes del cumpleaños de Thian, recibió un mensaje donde la estafadora le explicó que no iba a poder cumplir con el pedido “Me dijo que su compañera se había accidentado”. Ruiz propuso devolverle $800 por este percance.

A raíz de esto, Katherine publicó en su cuenta de Facebook que necesitaba que alguien le elaborara una cierta cantidad de galletitas. Junto al mensaje adjuntó la captura de la charla con Ruiz.

“Lo hice para que vean que las necesitaba urgente para el otro día. Para que me crean. Y ahí fue cuando Victoria me comentó que esa misma mujer la había estafado. Que contrató el candy bar en diciembre de 2021 y que un día antes se comunicó con ella la madre de Ruiz para manifestarle que su hija tenía coronavirus y estaba muy grave”, explicó.

Otra de las víctimas se animó a denunciar. Foto: TN
Otra de las víctimas se animó a denunciar. Foto: TN

“Fue internada por COVID y está sedada porque es de riesgo. Luego de eso hizo un acv y estamos internados en Buenos Aires”, dijo la supuesta madre con el mismo celular de Ruiz. Al momento de pedirle que le devuelva la plata, Katherine fue bloqueada de WhatsApp.

El vídeo se hizo viral a través de las redes sociales.

Mientras se desarrollaba la charla, la joven arribó a la puerta del edificio donde vive la estafadora junto a otra víctima llamada Victoria. Tras tocar el timbre, atendió el marido de Ruiz. Minutos más tarde, apareció la mujer en cuestión, dijo que no conocía a ninguna “Kathy” y se fue.

“Le envié un mensaje diciéndole que era yo la que estaba abajo. Llamé a la Policía, le pasé su dirección y ahí bajó. Me preguntó cómo había conseguido su dirección. Me argumentó que a ella alguien le había duplicado su número de teléfono y estaban haciendo estafas”, indicó Katherine, que esa misma noche recibió los $5.000 pesos que había depositado por el trabajo.

Posteriormente, hubo confrontación y todo quedó registrado en un vídeo que se viralizó en las redes sociales. A partir de esas imágenes, aparecieron otras víctimas.

“A Victoria le dijo que se la iba a devolver el lunes y todavía no ocurrió. Eran $6000. A otra chica le hizo lo mismo por ese monto y se la devolvió. Victoria la denunció ante la Comisaría Segunda de La Plata y serían 10 las víctimas que padecieron a "La estafadora de Candy Bar".

Antes de retirarse, una de las víctimas expuso su bronca por la situación y le gritó "seguí vendiendo en Facebook".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!