En la cocina se mueven con seguridad, la concentración en sus tareas se deja ver en sus caras, que exhiben también una enorme sonrisa cuando hablan de su trabajo allí. Son chicos de la Escuela de Educación Especial y Formación Integral 521 de Comodoro que están realizando una pasantía laboral en una panadería de Comodoro.

"La idea es ofrecerles a los chicos un acercamiento un ámbito laboral, donde ellos puedan poner en práctica todas sus habilidades aprendidas y a su vez adquirir otras", explica la docente Marina Hernández. 

La escuela lleva adelante este proyecto de pasantías desde hace unos 20 años, en distintos espacios laborales con el acompañamiento de negocios locales que apuntan a la integración, como veterinarias, ferreterías, locales gastronómicos, entre otros.

Pero el proyecto va más allá de enseñar ciertas "formas de hacer" o algunas herramientas que hacen a un oficio: construye en los chicos y con la comunidad la certeza de que pueden desenvolverse en un ámbito laboral, aprendiendo habilidades y realizando sus tareas de manera óptima, fortaleciendo la inclusión.

"Se genera en ellos una confianza, el 'yo puedo', la autoestima... y eso es invalorable", destaca la docente.

ADN SUR Agencia de Noticias
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!