CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) – Tras lograrse un acuerdo entre el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, y bancos y empresas de electrodomésticos, el Gobierno Nacional anunciará en los próximos días la continuidad de los planes de cuotas con tarjeta de crédito Ahora 12 y Ahora 18, que vencían a fin de mes. Además, incorporarán pagos en 3 y 6 cuotas sin interés y volverá a permitirse el uso de la leyenda “cuotas sin interés” en comercios. También moderarán el programa de Precios Transparentes con el fin de reforzar el consumo.

Según confirmó LA NACION con varias fuentes del sector privado, los planes Ahora 12 y Ahora 18 se extenderán hasta fin de año. El plan oficial incluye la posibilidad de comprar de jueves a domingos en cuotas y se mantendrá para todos los rubros hasta hoy alcanzados: línea blanca, indumentaria, calzado y marroquinería, materiales y herramientas para la construcción, muebles, motos, bicicletas, turismo, colchones, libros y teléfonos celulares, entre otros. Se le agregarán también bienes como televisores, que hasta ahora no estaban incluidos.

Además, los bancos aceptaron asumir el costo financiero de nuevos planes de 3 y 6 pagos sin interés, pero será sólo para las compras de calzado e indumentaria. A cambio, el Banco Central (BCRA) les liberará parte del encaje regulatorio, que es el dinero que deben mantener inmovilizado cada vez que captan un depósito del público para hacer frente a eventuales retiros. Al tener más fondos disponibles para invertir o prestar, los bancos pueden compensar así parte del costo de prestar a tasa cero.

PRECIOS TRANSPARENTES

En la reunión que convocó Lopetegui, de la que participaron el secretario de Comercio, Miguel Braun, y José Ignacio García Hamilton, jefe de Legales de la misma secretaría, también se terminaron de sellar nuevas condiciones, más flexibles, para el programa de Precios Transparentes.

Existen quejas por parte de bancos y comercios que sostienen que el programa que se presentó a comienzos de febrero frenó la recuperación de la demanda que se había comenzado a evidenciar en el primer mes del año.

Por ello, hay quienes aseguran que habría sido orden del presidente Mauricio Macri moderar un poco el impacto del programa, aunque sin dar marcha atrás con sus principales directrices. En esa línea, anteanoche se acordó con las empresas y las emisoras de tarjetas de crédito volver a habilitar el uso de la expresión "cuotas sin interés" en aquellos casos en los que el precio al contado de un bien sea el mismo que el que surja de su pago en cuotas.

La realidad es que la lógica de cuotas sin interés, que tanto caló entre los consumidores, esconde un costo que muchos comercios contemplan a la hora de fijar los precios. Muchas grandes marcas de electrodomésticos le pedían de hecho al Gobierno una salida, dado que estaban asumiendo los costos de los programas "sin interés" en una mayor proporción que los bancos, y en algunos casos hasta afirmaban que no tenían ningún poder de negociación con las grandes emisoras de plásticos.

Pero, luego, juzgando por los resultados, consideraron que el Gobierno no acertó con el timing. El programa de Precios Transparentes, que ideó la Secretaría de Comercio, llegó antes de que los consumidores estuvieran listos para dejar aquella costumbre que en los últimos años sirvió para mantener las ventas artificialmente en pie.

"El tema es que a partir de Precios Transparentes los comercios debemos transparentar el costo implícito que tiene para nosotros. Con la inflación que hay hoy, es inevitable que estos planes tengan costo. Lo que pasa es que si el comercio paga ese costo, lo termina trasladando al cliente; ahora el precio debería estar limpio de esos costos", concluyó el director de una empresa de electrodomésticos en diálogo con La Nación.

Fuente: La Nación (lanacion.com.ar)

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!