A través de sus redes sociales, el Servicio Meteorológico Nacional compartió el video de una bacha en donde se observa el agua caer de la canilla sobre un mate.

Hasta ese momento, todo corría con normalidad, hasta que el agua comienza a congelarse y a formar una especie de roca helada.

"Lo que estamos viendo es un fenómeno muy interesante que se llama agua sobreenfriada. Esto ocurre porque está a una temperatura inferior a la del punto de congelación pero igualmente se mantiene en estado líquido", señalaron desde el SMN.

"Si se reduce cuidadosamente la temperatura del agua manteniendo su pureza y evitando que se mueva, las moléculas no podrán reordenarse para formar una estructura cristalina (hielo), así que permanecerá en estado líquido a pesar de estar bajo cero", agregaron a la explicación.

En este caso el impacto contra el mate, hace que las moléculas se ordenen repentinamente y adquieran la estructura correcta para esa temperatura.

Según detallaron, la lluvia también puede estar sobreenfriada. Bajo condiciones muy particulares de invierno, las gotas de lluvia pueden tener una temperatura inferior a los 0°C y mantenerse líquidas hasta que chocan contra el suelo, donde se congelan instantáneamente formando una capa de hielo.

"Estas situaciones pueden ser muy peligrosas, ya que las veredas, calles y rutas se vuelven muy resbaladizas", advirtieron en su comunicado en redes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!