La experiencia de estas dos amigas que habían contratado una excursión en kayak para avistar ballenas ocurrió hace un par de años, pero en las últimas horas se viralizó en redes sociales con muchos comentarios que trazan un paralelismo entre ese incidente y el cuento de Pinocho, el títere de madera que termina en el vientre de una ballena, o la história bíblica de Jonás, que corre igual suerte y es salvado cuando reza por ayuda.

Sin embargo, las noticias de las personas que acaban en la boca de ballenas son algo rarísimo, y tragarse a un humano es físicamente imposible para todas, salvo una especie. En este caso se trataba de una ballena jorobada, y el tamaño de su garganta está diseñado para peces pequeños y nunca podría realmente tragarse a una persona.

De todas maneras, el susto fue muy real y Julie McSorley y Liz Cottriel terminaron sanas y salvas aunque con algunos magullones.

¡Qué susto! Una ballena "se tragó" a dos kayakistas

Frente a las costas de Avila Beach, California, observaban a la distancia a los cetáceos emergiendo del agua. En un momento, notaron que debajo de ellas se había movido un cardumen, los peces de los que las ballenas se estaban alimentando, y no tuvieron tiempo de reaccionar: una enorme ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) irrumpió y arremetió violentamente contra su kayak.

Julie estaba haciendo un video y consiguió grabar en primera persona el momento en el que la ballena parece que va a tragárselas. 

Luego del "revolcón acuático", ambas dos pudieron salir a la superficie y otros kayakistas y surfistas que estaban en la zona acudieron a su rescate.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!