La suspensión de juicio a prueba ofrecida por las defensas de 3 empresarios imputados en la causa Revelación consiste en una reparación equivalente a obras en sendas comisarías de Comodoro Rivadavia (Troraca) y Trelew (Musante) y un gimnasio en Gaiman (Salaberry).Los fiscales aceptan la propuesta, siempre que el monto de obras sea no inferior a 1 millón de pesos. Como hay alrededor de 60 empresarios involucrados en la investigación, el fiscal Iturrioz estimó que esa reparación podría ser no inferior a los 60 millones de pesos en obras para ámbitos provinciales.

También se expresó a favor de esta modalidad en lugar de que el dinero ingrese directamente a una cuenta provincial, “porque en ese caso el dinero entra a una cuenta pero después la ciudadanía no sabe qué se hace con esos fondos”.Todavía no fue aceptada la propuesta, porque los querellantes, que representan el interés de la provincia en su carácter de víctima del delito, harán una contrapropuesta el próximo jueves 23.

Entienden que los montos de la reparación deberían ser mayores, por lo que impulsan una auditoría sobre el listado de obras que fue objeto de las certificaciones cuyo pago motivó el pago de las coimas (a cambio, según las defensas, de agilizar el pago de esas facturas atrasadas, en base a la exigencia de los funcionarios públicos).