COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) -  La campaña "Comodoro no come carne", surgida en la ciudad la semana pasada, tomó rápidamente estado público a nivel nacional y suscitó múltiples repercusiones. El contador Osvaldo Luján, integrante de la comisión directiva de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia, analizó cuáles podrían ser los causales de que -en lo que va del 2019- la carne haya tenido un aumento mucho mayor al de la inflación.

El precio de la carne tuvo un aumento muy acelerado en enero y febrero pasado. En el primer bimestre de 2019, con una inflación estimada en el 6%, este producto aumentó casi el 30%.

En diálogo con Actualidad 2.0, el contador Osvaldo Luján trazó los lineamientos para entender el por qué de esta suba tan violenta, que motiva no pocas muestras de indignación y actitudes de protesta. "Se ha dado una suma de factores: los costos internos, la baja de la oferta, y las exportaciones", sintetizó.

Si bien consideró que "han sido importantes los problemas de sequías e inundaciones en el norte del país que ocasionan una baja en la oferta en el mercado, porque hay menos animales", remarcó que el precio de la carne estuvo virtualmente "sostenido" durante los últimos años, sin reflejar las variaciones en los costos y aumentos internos de los frigoríficos.

"Desde el 2015 ó 2016 la carne viene con mantenimiento de precios, y los aumentos internos que han tenido los frigoríficos -de tarifas, insumos y demás- no impactaron en su totalidad en el precio de venta de la carne. Ahora, el incremento importante el año pasado de los costos internos comenzó a verse reflejado en el precio", explicó.

Así, "la carne, que siempre había estado por abajo de los ritmos del costo inflacionario" se actualizó de manera abrupta durante enero y febrero provocando que suba "casi el 30%"

 

A estos dos factores -la baja de la oferta y la actualización del impacto de los costos internos en el mercado- se le suma un factor vinculado a los mercados externos más favorables.

"La exportación de carne aumento casi un 43% interanual, esto también influye, al tener un mercado que tiene un precio mejor eso repercute en el mercado local", señaló.

Finalmente, consideró que también impacta en el precio la baja en el consumo de la carne, "un 10% menos respecto al año pasado", con lo cual muchos de los costos que son fijos deben repartirse entre menos consumidores.