COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Los alumnos de la Escuela N°742 ubicada en Kilómetro 5 sufren la falta de aulas en el edificio, y por ello habían decidido suspender las clases y enviarles tarea para el hogar. Este miércoles decidieron comenzar a dictar clases en el gimnasio.

María Cristina Córdoba, directora de la escuela, explicó la situación a ADNSUR:  “Los reclamos están desde el año 2016. Tuvimos que arreglar un laboratorio y dividirlo en dos espacios. No es normal pero lo tuvimos que hacer por una necesidad, se crearon tres divisiones más y ya no tenemos espacio”, dijo.

Los alumnos damnificados estaban hasta el momento, llevando tarea para realizar en sus casas “hoy  directamente los trajimos y armamos dos aulas en el gimnasio. Esto será hasta que se dignen a hacer una división de otra aula laboratorio”, expuso.

Córdoba aclaró además que en el edificio se necesitan cuatro aulas, un comedor sala de profesores, depósito. “La matrícula ha crecido por el crecimiento de los barrios de zona norte” y agregó que el fin de semana enviarán desde Rawson a una empresa que debería comenzar a construir las divisiones de las aulas: "ésta fue la única respuesta que tuvimos”, cuestionó.

Por su parte, los padres explicaron que, además, el gimnasio donde se comenzó a dictar clases,  no tiene calefacción. “Nuestros hijos ya llevaban 30 días sin clases y les pedimos suspender actividad física para que estén en el gimnasio teniendo clases”, señalaron.

Al respecto, la secretaria de la Junta Ejecutiva Provincial, Mónica Márquez, indicó que “estamos acompañando el reclamo que tiene que ver con la precariedad del edificio. Los alumnos están hacinados, se han dividido aulas y no es la única escuela de la ciudad que está en estas condiciones”.