Ana es doctora hace 25 años. Este martes vivió uno de los momentos más emocionantes de su carrera cuando le tocó asistir telefónicamente a Macarena, una mamá primeriza de 21 años.

El hecho ocurrió cerca de las 10 de la mañana cuando Macarena, que tenía fecha de parto para dentro de unos días, sintió fuertes contracciones y no podía ir al hospital. Llamó desesperadamente al 107 y encontró del otro lado a Ana Salomone, coordinadora del servicio de emergencias, que con mucha vocación brindó asistencia y contención durante el parto.

"Hoy va a ser un día fantástico para ustedes. Cuando venga el dolor, juntas, respiramos hondo"

La profesional le indicó cómo debía actuar a una joven que estaba sola en su casa de Córdoba, con trabajo de parto. El episodio quedó grabado en un audio que registró la emoción del momento.

Fue a las 09.50 del miércoles cuando Macarena (21) llamó al servicio de emergencias contando su situación: “Estoy por tener un bebé, no llego al hospital. Estoy en mi casa”.

De inmediato, Ana Salomone, la médica coordinadora, buscó tranquilizar a la futura mamá.

“En principio fue muy difícil de interpretar porque la joven estaba con un trabajo de parto ya en curso. Sus primeras palabras estaban acompañadas del grito por una contracción”, contó en diálogo con El Show del Lagarto.

La joven le contó que su mamá, que es partera, estaba llegando para asistirla.

EL AUDIO DONDE UNA MÉDICA DEL 107 ASISTE UN PARTO

Mamá: - Estoy por tener un bebé, no llego al hospital. Estoy en mi casa.

Médica: - Cada vez que venga una contracción, respirá, respirá mi amor.

Mamá: - Ahí sale, ahí sale.

Médica: - Por favor, no corten el cordón (umbilical). Limpien el bebé, límpienle la vía aérea. Pónganlo sobre el pecho de la mamá. No corten el cordón, cúbranlo y flexiónenle la espalda para estimularlo. Límpienle la naricita y la boca. ¿Respira el bebé?

(Llanto del bebé)

Mamá: - Está bien la gorda.

Médica: - Te felicito, les mando un beso inmenso.

Al momento de dar a luz, la joven ya estaba acompañada por su mamá. Minutos más tarde llegó una ambulancia al lugar para completar el trabajo.

POR QUÉ NO CORTAR EL CORDÓN UMBILICAL

Salomone le pidió a la joven y a sus familiares que no corten el cordón umbilical.

Según explicó, lo solicitó de manera insistente porque de lo contrario, lo cortarían con un “material que no es aséptico y condena al bebé que pase por un antibiótico terapia para prevenir una posible infección”.

“Si se mantiene conectado a la placenta y lo ponemos sobre el pecho de la madre, va a sentir los latidos cardíacos de su mamá igual que si estuviera en la panza, va a sentir la temperatura en la piel y se mantiene conectado al cordón. El profesional médico cuando llegue será el encargado de cortar el cordón”, detalló.

Con información de La Voz y Telefé

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!