Las redes sociales son crueles y mucho de los usuarios no miden sus palabras. Por eso resultó indignante la viralización de la fotografía donde se ve a una mujer con un colchón de 2 plazas en un colectivo en Salta.

Dicha imagen se llenó de comentarios con burlas hacia la mujer salteña que decidió trasladar el producto en el transporte público porque no podía pagar otro medio para transportarlo.

"Me criticaron por ser pobre, no me criticaron por comprar, con mucho esfuerzo mi colchón nuevo, no me felicitaron por ser una mujer autosuficiente. Me dijeron de todo, se burlaron porque subí al transporte público, que afortunadamente no llevaba tanta gente, el chófer fue amable”, recordó.

“Soy jefa de familia y quienes lo son me van a entender, que uno hace posible lo imposible para sacar adelante la familia, pero hay gente buena, si la hay, en algún lugar”, remarcó en diálogo con Qué Pasa Salta.

 “Ya no dormimos en las tablas duras con la colchoneta, mis hijos no sabían que se podía dormir sobre algodones, yo despertaba adolorida, pocos entenderán de que hablo", cerró con emoción.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!