El viernes pasado en un fallo histórico, la justicia de Estados Unidos condenó y declaró culpable a Roberto Guillermo Bravo, el último fusilador libre de la "Masacre de Trelew", ocurrida hace 50 años.

Este martes por la mañana  el abogado Eduardo Hualpa, quien participó del juicio, brindó detalles del proceso judicial. En esta línea, desde la ciudad de Miami, indicó en diálogo con el programa Activemos por el aire de FM Del Viento, que se encuentran a la espera de la extradición de Bravo, con el objetivo de juzgarlo penalmente en la Argentina por su responsabilidad aquel 22 de agosto de 1972.

En este sentido, recordó que el pedido de extradición se encuentra vigente y a la espera de una respuesta. A su vez, aclaró que este juicio se trata de un proceso civil, lo que comprende una condena, la responsabilización y la ejecución de los bienes para cubrir los montos, lo que la diferencia de un proceso penal.

Por otro lado, señaló que la extradición es un proceso aparte del juicio civil, aunque su posibilidad es más factible habiendo un veredicto dictado por un tribunal estadounidense.

Finalmente, Hualpa se refirió a la conmoción y conformidad por parte de los familiares de las víctimas ante la condena y aseguró que "es un círculo de la justicia que se cierra".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!