Se cumplió una semana desde que se conoció la condena para los ocho rugbiers, a quienes encontraron responsables por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en enero de 2020 en la puerta del boliche Le Brique en la ciudad de Villa Gesell. Los imputados continúan en el mismo pabellón de la Alcaidía N°3 de Melchor Romero donde estuvieron durante los últimos años, esperando algún traslado.

Si bien su situación parece no haber cambiado (continúan en celdas de a dos y tienen momentos de esparcimiento lejos del resto de los presos), la incertidumbre sobre la cohesión del grupo parece ser cada vez mayor, ya que al haber recibido distintas sentencias, todo parece indicar que serán trasladados a otro lugar, debido al hacinamiento que registra dicha Alcaidía.

"Lo único que nos mantenía vivos", le sacaron el celular a los rugbiers en la cárcel de Melchor Romero

Esta semana se conoció que lo que en su momento había sido transitorio, ya quedó efectivo, y que los rugbiers condenados por el asesinato de Fernando Báez Sosa no recibirán los celulares que les quitaron durante el juicio

Según indicaron desde Noticias Argentinas, uno de los rugbiers aseguró: “Nos sacaron los celulares que usábamos para hablar con nuestras familias. Hablar con ellos era lo único que nos mantenía vivos”.

Cabe recordar que desde esos celulares los rugbiers no solo se comunicaban con sus familiares, sino que también manejaban una cuenta de Instagram desde la cual subían historias que apoyaban sus dichos y donde se solicitaba: “Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer