El Policía que había sido herido luego de intervenir en un procedimiento, fue dado de alta este jueves despues de estar internado 55 días. Al momento de su salida, se vivieron momentos de mucha emoción entre los familiares y personal médico del centro de salud público.

“Es el momento más lindo. Llegó sin vida y me lo resucitaron”, sostuvo entre lágrimas uno de los hermanos del joven policía en diálogo con De 12 a 14 (El Tres). 

En el momento en que el efectivo era dado de alta, se comenzó a congregar una gran cantidad de transeúntes que espontáneamente iniciaron un aplauso en apoyo al agente de la Motorizada que fue trasladado en ambulancia hacia la clínica privada en la que iniciará su recuperación física.

“Estamos felices, no se pueden contener las lágrimas. Gabriel está muy contento y bien de ánimo. Cuando vio a sus sobrinos se largó a llorar porque no los veía desde lo que pasó”, comentó su padre.

Justamente uno de sus sobrinos, que también es ahijado de Gabriel, contó el momento del reencuentro. “Me dio un abrazo, le hice un saludo y le dije que lo extrañaba mucho y que quería volver a jugar con él”, relató el niño.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!