En Estados Unidos se realizó un pequeño ensayo clínico donde un medicamento experimental para tratar el cáncer parece haber curado a todos los pacientes que participaron. El total de personas fueron 12, a los que se les había diagnosticado cáncer de recto. Después de tomar el medicamento Dostarlimab durante seis meses entraron en remisión según un estudio que se publicó en The New Engled Journal of Medicine.

“Esta es la primera vez que esto sucede en la historia del cáncer”, dijo a The New York Times Luis Díaz, uno de los autores principales del artículo y oncólogo del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en Nueva York, según publicó Página 12.

Aunque se encuentran entusiasmados con la investigación, los científicos advierten que será necesario repetir los resultados prometedores, entendiendo que no se debe concluir que el cáncer se ha erradicado de forma permanente.

Una parte muy importante es que los pacientes no experimentaron efectos secundarios significativos durante el curso del tratamiento, aunque los científicos creen que no participaron las suficientes personas en el estudio para resaltar las reacciones adversas que podría causar la medicación.

“Es la primera vez que sucede en la historia del cáncer”, un medicamento experimental logró remitirlo todos en sus pacientes

¿Qué es Dostarlimab?

Este fármaco de inmunoterapia es utilizado en el tratamiento del cáncer de endometrio. Esta fue la primera investigación clínica sobre si podría ser eficaz contra los tumores ubicados en el recto.

La acción del medicamento ocurre desenmascarando las celulas cancerosas, lo que permite la destrucción de las mismas por parte del sistema inmunitario.

En la investigación, 12 pacientes recibieron Dostarlimab durante seis meses, con el intervalo de tres semanas. El tratamiento debía ser seguido de quimiorradioterapia estándar y cirugía.

Seis meses después el cáncer había desaparecido en los pacientes

Como resultado del estudio, seis meses después de que los pacientes dejaran el medicamento, su cáncer había desaparecido. Se volvió indetectable mediante exámenes físicos, endoscopías, PET o resonancias magnéticas.

Aun dos años después, los pacientes parecen estar libres de cáncer y ninguno de los participantes de la medicación experimental recibió quimiorradioterapia ni se sometió a cirugía.

Que dicen los especialistas

Desde la Universidad de Carolina del Norte, dijeron que el estudio es pequeño pero convincente. “Estos resultados son motivo de gran optimismo. La investigación proporciona lo que podría ser un atisbo temprano de un cambio de tratamiento revolucionario”, dijo Hanna Sanoff, quien escribió un editorial que acompaña al artículo.

La profesional advirtió que de todas formas “el enfoque aún no puede suplantar nuestro enfoque de tratamiento curativo actual”, agregando que todavía se sabe muy poco sobre la duración del tiempo necesario para determinar si una respuesta clínica completa al medicamento equivale a la curación.

Dostarlimab es un fármaco inhibidor del punto de control inmunitario. Son medicamentos que han existido en el melanoma y otros tipos de cáncer durante mucho tiempo, pero en realidad no han sido parte de la atención de rutina de los cánceres colorrectales hasta relativamente poco tiempo.

“Estos son medicamentos de inmunoterapia que no funcionan atacando directamente el cáncer en sí, sino que en realidad hacen que el sistema inmunitario de una persona haga esencialmente el trabajo”, dijo.

Los 12 pacientes del estudio tenían tumores con una mutación genética conocida como deficiencia de reparación de errores de emparejamiento (MMRd), que se observa en un subconjunto de aproximadamente el 5 al 10 por ciento de los pacientes con cáncer de recto.

Los pacientes con dichos tumores tienden a responder menos a los tratamientos de quimioterapia y radiación, lo que aumenta la necesidad de la extirpación quirúrgica de sus tumores.

Sin embargo, las mutaciones de MMRd también pueden hacer que las células cancerosas sean más vulnerables a la respuesta inmunitaria del cuerpo, especialmente cuando se ve reforzada por un agente de inmunoterapia, en este caso, Dostarlimab.

Kimmie Ng, experta en cáncer colorrectal de la Escuela de Medicina de Harvard, le dijo a The New York Times que los resultados fueron "notables" y "sin precedentes", pero señaló que sería necesario replicarlos para establecer su importancia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!