Al mismo tiempo que se anuncian nuevas frecuencias de vuelos entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires por parte de las llamadas aerolíneas 'low cost', se aproxima el vencimiento del plazo de obtención por un decreto del gobierno nacional, que estipula que a partir de junio cumplirse pisos de tarifas, en lo que se considera un golpe directo a este tipo de aerolíneas, para preservar a Aerolíneas Argentinas.

Desde el punto de vista del consumidor, sobre todo para quienes necesiten viajar a Buenos Aires en los próximos meses por razones de estudio, salud o trabajo, los recientes anuncios en la ciudad resultando positivos, ya que la competencia ha permitido contar con tarifas más accesibles

JetSmart incorporará dos vuelos semanales a partir de mayo, por lo que esa línea hará el trayecto Buenos Aires-Comodoro-Buenos Aires de lunes a viernes, ya que sumará martes y jueves. Para los meses de mayo y junio, ya hay ofertas disponibles: el precio de los pasajes para ese período se ubica en los 6.300 pesos por tramo, comprando con la antelación suficiente y siempre que se viaje sólo con un pequeño equipaje de mano.

JetSmart tendrá frecuencias diarias, de lunes a viernes, desde el mes de mayo.
JetSmart tendrá frecuencias diarias, de lunes a viernes, desde el mes de mayo.

“A partir de marzo recibimos un sexto avión para reforzar la operación del mercado doméstico –comentó Darío Ratinoff, gerente comercial de JetSmart, consultado para este informe-. El mercado está viendo una recuperación, aunque es un poco lenta todavía, pero hay una suboferta y por eso la estamos reforzando”.

Sobre la experiencia de la compañía en Comodoro Rivadavia, reconoció que “fue uno de los últimos destinos que incorporamos y la respuesta ha sido muy buena, por eso vamos a agregar dos vuelos más, los martes y jueves, para tener frecuencias de lunes a viernes , a partir del mes de mayo”.

A este panorama se suma la incorporación de otra aerolínea de bajo costo, como Flybondi, a partir de la segunda mitad de este año, pero con pasajes que saldrán a la venta, seguramente con precios promocionales, a partir del 21 de marzo. 

Una norma que impide ofrecer tarifas "por debajo del costo de prestación del servicio"

Sin embargo, este panorama podría modificarse a partir del decreto 879/2021, publicado el 27 de diciembre del año pasado en el Boletín Oficial. Según esa norma, el Ministerio de Transporte establecerá las “bandas tarifarias para los vuelos de cabotaje”, en un plazo de seis meses que comenzaron a correr desde ese momento.

¿El fin de los” vuelos baratos”? El decreto que podría afectar a las aerolíneas de bajo costo que hoy llegan a Comodoro

Las bandas tarifarias significan un precio de referencia para todos los destinos del país, por lo que ninguna compañía podría ofrecer valores por debajo de ese 'piso'. En concreto, se apunta a evitar las tarifas promocionales, que en Comodoro Rivadavia se vieron reflejadas no sólo con la llegada de la primera aerolínea de bajo costo, sino también con una mejora sensible por parte de Aerolíneas Argentinas, luego de una serie de reclamos realizados desde esta ciudad, tanto por el sector político como por los prestadores turísticos.

Entre los fundamentos de decreto se asegura que se busca evitar “tanto situaciones de abusos tarifarios como cualquier tipo de especulación económica basada en la obtención de retornos excesivos luego de aplicar prácticas predatorias que deterioran la prestación de este servicio público”.  

La norma se basa en que los saldos de la compañía arrojaron resultados negativos, lo que “indica que los ingresos de la actividad aeronáutica no alcanzan a cubrir los costos directos e indirectos de la misma, desde hace varios años, como resultado de la fijación de tarifas predatorias, que llevaron al colapso del sistema”.

Más allá del enojo que puede provocar la pérdida de pasajes relativamente “baratos”, los argumentos expresados ​​sostienen que “el exceso de oferta en un mercado deprimido por la pandemia y la existencia de tarifas que no se ajustan a los costos operativos de las empresas pueden provocar la existencia de tarifas predatorias de mercado, susceptibles de conllevar una competencia absurda con valores no compensatorios, que a su vez pueden impedir llevar adelante la explotación comercial en condiciones de seguridad y rentabilidad, durante un período razonable”.  

Las consecuencias para las companias y los usuarios

Ratinoff fue consultado por la nueva normativa, que se funda en una supuesta sobreoferta de vuelos, cuando en realidad desde el sector empresario se habla de una oferta deprimida y un mercado en recuperación lenta.

“Este es un decreto que salió a fin de año y todavía estamos esperando que se reglamente –expresó-. Nuestra posición es que mientras más restricciones haya, menos pasajeros van a volar. Tenemos que esperar a la reglamentación, pero mientras tanto nosotros estamos presentando tarifas promocionales en seis cuotas sin interés, con precios muy competitivos”.

En ese marco, explicó que los precios bajos se pueden ofrecer con tiempo de anticipación y en la medida en que el avión está vacío, mientras que cuando empiezan a ocuparse los asientos, “los precios son dinámicos”, es decir que van subiendo su valor . Esto se comprueba cuando alguien quiere comprar un boleto con pocos días de anticipación, mientras que si hoy quiere adquirir un vuelo a Buenos Aires, podría encontrar ofertas desde 4.800 pesos más impuestos, lo que redunda en algo menos de 13.000 pesos, ida y vuelta.

¿El fin de los” vuelos baratos”? El decreto que podría afectar a las aerolíneas de bajo costo que hoy llegan a Comodoro

El referente de la compañía también detectó que el mercado no se recuperó en su totalidad, al tiempo que anunció los objetivos de la compañía para seguir invirtiendo en el mercado argentino: “Nosotros hemos tomado las rutas de Norwegian y recién estamos viajando el sexto avión, nos faltaría recuperar un séptimo y apuntamos a recuperar el mercado, porque hoy todavía opera en el 70 por ciento de lo que se volaba en la etapa previa a la pandemia”.

Miradas desde la política: “Esto lo impulsan los gremios aeronáuticos para quitar competencia a Aerolíneas argentinas”

Uno de los que cuestionó la decisión del gobierno nacional, que todavía no se conoce mucho porque no se ha visto el efecto en el mercado, fue el ex diputado nacional de Juntos por el Cambio, Gustavo Menna:

“El decreto le apunta directo al esquema de competencia y de 'low cost', que pueden tener precios por debajo de la banda mínima –indicó-. Al impedir que se venda por debajo de ese piso, quita atractivo para estas compañías y es un perjuicio para el pasajero, que va a pagar más caro, cuando hay dos compañías en el mercado argentino dispuestos a vender más barato”.

Menna no dudó en que el sistema de tarifas promocionales para Comodoro “se termina, sin ninguna duda. En el mejor de los casos podrán competir por precios, pero no más bajos que la banda mínima que se va a fijar. Aerolíneas nos castigaba con una tarifa que era más del doble, o en algunos casos hasta 200 por ciento más cara que la de Trelew, lo mismo que le pasaba a Esquel respecto a Bariloche. Es un perjuicio para el usuario y también para la supervivencia de las empresas de bajo costo. Todos celebramos a JetSmart y Flybondi, pero con estas políticas de hostigamiento pueden dejar de operar".

Para el ex legislador nacional, “claramente esto surge por presión de los gremios aeronáuticos, que buscan quitarle competencia a Aerolíneas Argentinas. Esto es una política de hostigamiento para las 'low cost', que ya tuvieron el cierre del aeropuerto de El Palomar, o la no entrega de rampas para que los aviones 'duerman'… todo eso ha hecho que hoy el mercado aerocomercial está muy deprimido . Llegamos a tener 130 aviones en servicio en el país, en 2018 y 2019, pero hoy se habla de 80 aviones”.

Juan Pablo Luque y Carlos Linares, junto a directivos de Flybondi.
Juan Pablo Luque y Carlos Linares, junto a directivos de Flybondi.

Incluso la legada de las líneas de bajo costo a Comodoro Rivadavia atravesó las grietas, ya que en el intendente Juan Pablo Luque gestionó y mostró las operaciones de ambas compañías, tras reclamar en contra de os elevados precios de Aerolíneas Argentinas.

Recientemente, también el senador Carlos Linares valoró el próximo arribo de Flybondi, al indicar que esta política no provoca pérdidas de puestos de trabajo, sino al contrario, posibilitando que los comodorenses accedan a mejores precios en su necesidad de volar hacia Buenos aires.

Es posible que las gestiones para atenuar los impactos negativos del decreto, siempre que se despejen las dudas que genera al dejar entrever que con vuelos baratos se puede afectar la seguridad, requiera de gestiones conjuntas por parte de todo el arco político chubutense. Por lo pronto, quedan un par de meses hasta la entrada en vigencia de la norma, que comenzará a fijar los precios mínimos desde julio. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!