"La montaña donde vimos a las cuatro crías está a varios cientos de kilómetros de la frontera de Mongolia con Rusia", contaron desde el Fondo Mundial para la Naturaleza en Mongolia (WWF, por sus siglas en inglés).

Colaboradores del organismo captaron con la cámara de leopardos de las nieves. "Las cuatro crías fueron observadas desde una distancia segura mientras jugaban, dormían y se estiraban bajo el sol cuando su madre estaba fuera cazando", relataron a The Siberian Times.

El organismo compartió la imagen donde se muestra a los pequeños desde el aire, pero casi no se los ve por su habilidad para camuflarse.

¿Pudiste verlos? ¿No? A no desesperar, abajo va la foto con las marcas de los ejemplares:

El resultado.
El resultado.
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!