RIO GALLEGOS (ADNSUR) - Un chico de 8 años viajó de Pico Truncado hasta Río Gallegos para colocarse una prótesis por un quiste benigno en el Policlínico Medisur. Sin embargo el personal médico lo ingresó a la sala, lo anestesió y al momento de comenzar la cirugía los profesionales se dieron cuenta que no tenían todos los elementos para realizar la operación.

El caso causó una fuerte conmoción en Pico Truncado porque los padres del niño apuntaron directamente a la responsabilidad de la Caja de Servicios Sociales por no conseguir la prótesis. Sin embargo, según pudo conocer La Opinión Austral Online, la obra social había advertido que la licitación para obtener la prótesis había quedado desierta y por ello solicitó con anticipación reprogramar la cirugía, algo que fue omitido por las autoridades de Medisur y el cuerpo médico.

La delegación de Caleta Olivia de la CSS autorizó la derivación del menor “con la información previa de que no se contaba con el material para la fecha solicitada”.

En estos casos, el Policlínico aseguró que si no cuenta con el material quirúrgico 24 horas antes de la cirugía informan a la Obra Social que el procedimiento se reprograma sin excepción, hasta tanto se confirme la entrega del material. Sin embargo, el personal de Medisur ingresó al paciente al quirófano omitiendo las advertencia de la CSS y sin percatarse que no contaba con lo necesario para la cirugía.

Fuente: La Opinión Austral