COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un video que hizo circular el CEO de YPF, Daniel González, dirigido hacia empleados de la compañía, da cuenta de la fuerte caída en la demanda de combustibles que está atravesando la operadora con mayoría estatal, debido a la crisis del coronavirus.

En ese marco precisó que la producción de gas ha caído alrededor de un 20 por ciento por la menor demanda, mientras que los impactos más fuetes se notan en los combustibles: la venta de naftas se retrajo un 70 por ciento en los últimos días, la del gasoil un 50 por ciento, mientras que el JP1 (aviación) cayó un 90 por ciento.

“La producción de petróleo está sin afectación –aclaró el CEO al dirigirse a los empleados de la compañía, en un video en el que agradece la colaboración de aquellos que por el tipo de tareas deben seguir realizando la tarea en modo presencial-. Hemos dejado de perforar y de completar pozos, por lo que estamos dejando los equipos y pozos nuevos en condición segura”, precisó desde su domicilio particular, en el marco de la cuarentena.

“Sepan que sin el trabajo de ustedes se paraliza el país”, expresó para valorar el trabajo de quienes mantienen las guardias mínimas, tanto en el área de producción como en las refinerías. A continuación, dio un detalle de cómo está la compañía en la actual circunstancia:

“La producción de gas está empezando a caer, porque la demanda está 20 por ciento abajo, en comparación a lo que venía”, precisó, en lo que se interpreta como una consecuencia de la caída de la actividad industrial, combinada con una temporada estival que todavía no termina y que no ha dado paso a la época de mayor demanda por parte de usuarios residenciales.

“Estamos bajando la carga en nuestras refinerías –añadió González-, en un promedio de 30 a 40 por ciento sobre el crudo que procesamos, para adecuarnos a un nivel de demanda mucho más bajo”.

CAÍDA DE VENTAS Y MENORES INGRESOS

En concreto, detalló que la venta de naftas se retrajo un 70 por ciento desde el inicio de la cuarentena, mientras que en gasoil –menos afectado porque se mantiene el transporte de cargas- se redujo a la mitad. Otra de las lógicas derivaciones por la paralización ha sido la caída de la venta de combustibles para aviación, con un merma del 90 por ciento.

“Esto nos dejará con la necesidad de exportar crudo a bajo precio, con lo cual nuestros ingresos se verán afectados negativamente”, añadió el ejecutivo, por lo que llamó a extremar las medidas para reducir costos.

“Financieramente estamos bien, tenemos la caja para asegurar nuestras operaciones, pero se vienen tiempos dificilísimos y debemos reducir nuestros gastos para proteger la compañía”, advirtió.

También detalló que no  hay personas infectadas por coronavirus en la compañía y detalló los controles que se realizan en los lugares con aglomeración de operarios, como por ejemplo en las refinerías.