Este martes, el cantante "Chano" Moreno Charpentier arribó pasadas las 9 de la mañana a la fiscalía de Campana, acompañado por su madre y su manager. Allí se presentó para entregar la clave de su iPhone y así permitir que se pueda peritar el teléfono, luego del episodio vivido el pasado 26 de julio, donde sufrió un brote psicótico durante la madrugada.

Bajo ese marco, atacó a su madre y luego intentó apuñalar a la policía en un country de Exaltación de la Cruz. El efectivo le disparó y lo hirió en el abdomen, por lo que debieron extirparle el bazo, el cuerpo y cola del páncreas, el riñón izquierdo y le suturaron una perforación del colon.. 

Sobre ese suceso, comentó ante la prensa: "No tengo ningún recuerdo. Mi cabeza entró en shock, tal vez para protegerme de lo que había pasando. Tengo el recuerdo lamentable del sufrimiento de mi mamá por la situación y por una tocada de fondo más en mi vida que espero que ahora sea la última", reflexionó el músico, que aún no declaró formalmente en la causa".

Actualmente, en recuperación, señaló que se encuentra "bien, bárbaro", y detalló que se está "recuperando, desintoxicando y empezando a trabajar de a poco en una comunidad terapéutica". También reveló: "tengo mi espacio para componer. Hago grupos, mucha educación emocional, sentimental y de vuelta trabajando con mis límites".

El ex líder de Tan Biónica, que este jueves cumplirá 40 años, aclaró que no tiene contacto "con el mundo exterior". En ese sentido, confesó que "leo un poco el diario, pero no me llega nada porque si hay alguna noticia mía me la recortan".

Para finalizar, agradeció a toda la gente que lo acompañó en este transcurso. "Gracias a mucha gente que me hizo llegar su amor y sus saludos. Mucha gente se preocupó y vino llorando hasta el hospital", cerró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!