COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - YPF presentó este martes los resultados del tercer trimestre ante las Bolsas de Buenos Aires y Nueva York, destacándose una caída de 30.256 millones de pesos en la utilidad neta, a partir de un cargo por deterioro de activos de 36.200 millones de pesos, motivado principalmente por una reducción del precio del petróleo, tanto a nivel interno como externo. Si no se cuentan las depreciaciones, amortizaciones y exploraciones improductivas, al compararse con el mismo período de 2015 presentan un crecimiento del 9,3%, equivalente a 14.600 millones de pesos.

YPF perdió más de $30 mil millones en el tercer trimestre

Según la presentación de resultados, los costos mostraron un crecimiento del 61,2% respecto del tercer trimestre del 2015, variación que se explica básicamente por tres motivos: primero, las depreciaciones de bienes de usos registraron un aumento del 82%; segundo, mayores regalías sobre la producción de petróleo crudo y gas natural (+1,600 millones de pesos); y último, el aumento en los precios de biodiesel (+93%) y etanol (+57%), que impactaron negativamente en el negocio del Downstream. Vale destacar que, durante este trimestre, la compañía logró mantener por debajo de la inflación los costos de extracción (+32,6%). Medidos en dólares, los mismos disminuyeron un 20%.

AUMENTO EN PRODUCCIÓN DE CRUDO Y GAS

Los resultados de YPF a nivel nacional muestran que la producción de petróleo alcanzó, en el tercer trimestre, los 247,1 mil barriles promedio por día y la de gas, los 44,9 millones de metros cúbicos al día. Con estos resultados, la producción total de hidrocarburos de la compañía mostró un crecimiento del 1,3% respecto del mismo período del año anterior.

En este ejercicio, YPF puso en producción 133 pozos nuevos y realizó una inversión de 11.700 millones de pesos, de los cuales el 69% fue destinado a sostener la actividad en sus áreas productivas.

En tanto, la producción de no convencionales totalizó los 58.200 barriles de petróleo equivalente día, con un total de 522 pozos en producción - al cierre del tercer trimestre de 2016 - y un total de 11 equipos activos.

CAÍDA EN VENTA DE COMBUSTIBLES

Los resultados de este segmento de la compañía fueron negativamente impactados por el aumento en los costos – especialmente en el precio en pesos del petróleo y de los biocombustibles –, que no pudieron ser compensados por mayores precios en sus productos.

Se destaca el crecimiento de la venta de productos petroquímicos en un 6,3% y del Diésel Grado 3 en un 2,9%.

También, durante este período, se puso en funcionamiento la nueva planta de Coque en el Complejo Industrial La Plata (CILP) y avanza la ejecución del revamping de Topping III, en Mendoza, cuya puesta en funcionamiento se estima para el segundo trimestre de 2017.