La llegada del verano a Puerto Madryn pondrá en vigencia una ordenanza que busca evitar que se use de "trampolín" el muelle Piedrabuena para quienes suelen- recurrentemente- arrojarse desde allí al mar.  Las multas se fijaron en $82 mil para desalentar está peligrosa práctica.

El pasado mes de agosto el Concejo Deliberante de Puerto Madryn aprobó la ordenanza que prohíbe "cualquier tipo de actividad, de salto o clavados, salvo que esté expresamente permitida", precisó Dardo Petroli en diálogo con ADNSUR.  Ya con el inicio de la temporada de verano es que por primera vez se pondrá en marcha esta nueva prohibición. 

Las multas por arrojarse del muelle serán de hasta 82 mil pesos. Foto: archivo
Las multas por arrojarse del muelle serán de hasta 82 mil pesos. Foto: archivo

Desde la Prefectura Naval Argentina, Ernesto Finelli, reconoció que este tipo “ actividad recreativa" que  resulta atrayente para muchas  personas sin dudas "muy peligrosa para ellos y para el resto de las personas en inmediaciones del muelle en el agua o en una embarcación”.

Para evitar este tipo de saltos es que se dispuso - ya con la ordenanza vigente - de una serie de medidas de controles. Según anticipó a Diario Jornada, habrá personal permanente en el muelle Piedra Buena y en inmediaciones del mismo.

Los prefectos identificarán a las personas que realicen estas acciones y se pondrá a disposición la información a los organismos que correspondan para que se apliquen las sanciones correspondientes.

La ordenanza contempla que cuando  sean menores o personas inimputables, el responsable de la infracción en cuanto a su pago será el adulto responsable como padre, tutor o encargado de los menores o personas inimputables.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!