RAWSON (ADNSUR) - La que comienza será una semana para estar muy atentos en materia de definiciones en la carrera electoral, a juzgar por lo ocurrido en encuentros políticos virtuales que se organizaron en las últimas horas, y que dieron lugar a una serie de versiones en el entorno cercano al vicegobernador Ricardo Sastre, que indican que el madrynense estaría convencido de dar la pelea al Congreso dentro del PJ.

Cuentan que el “operativo clamor” se dio en una reunión con la militancia del sastrismo de diferentes lugares de la provincia, donde se habría planteado una postura prácticamente unánime, según la cual, si se pretende dar la batalla por la provincia en 2023, no se puede mirar desde afuera la pelea electoral de 2021.

Según esta versión que se echó a correr con fuerza desde Puerto Madryn, la idea de Sastre sería presentarse a discutir mano a mano con Carlos Linares la senaduría, y al parecer contaría con la venia no sólo del gobernador Mariano Arcioni sino también de referentes del gobierno nacional, que ven con preocupación los primeros sondeos que pueden hacer peligrar todas las bancas en juego, si es que el peronismo llega a terminar en tercer lugar.

Como ya se dijo, la obsesión del Frente de Todos es mantener las tres bancas de senadores que se renuevan, que son las de Mario Pais, Nancy González y Alfredo Luenzo, quienes hoy están encolumnados con la conducción de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Pero el riesgo en Chubut es grande, a juzgar por los nombres en la vereda de enfrente del peronismo, como los de Massoni y Puratich dentro del oficialismo provincial, y de Menna y Torres en Juntos por el Cambio.

Hay que recordar que en la última elección legislativa nacional de este tipo, con boleta corta y sin candidatos presidenciales, en Chubut el PJ salió tercero en 2017, luego de una interna de cinco listas donde el candidato en la general fue el comodorense Ricardo Fueyo, quien quedó muy lejos de las boletas encabezadas por Arcioni y por Menna.

Ante este panorama, y sondeos previos que le adjudicarían una buena intención de voto y un piso electoral muy interesante, desde Nación estarían viendo con muy buenos ojos la candidatura de Sastre, quien además de tener una presencia muy fuerte en el valle, ya está trabajando en la zona sur de la mano de sindicatos como Petroleros Privados y Jerárquicos, Empleados de Comercio, y dirigentes como Guillermo Almirón.

Si el ex intendente madrynense llega a jugar esa carta, habría que ver de qué manera se acomoda el panorama dentro del peronismo, donde sigue firme sin aflojar sus aspiraciones Carlos Linares, y empezó a sonar con fuerza el sector del kirchnerismo más duro, de la mano de figuras como Santiago Igón, José Glinski y Emanuel Coliñir.

Figuras reconocidas del entorno más cercano a Sastre que dialogaron con ADNSUR, dijeron que lo vieron más entusiasmado que nunca luego del encuentro con la militancia, en el que lo habrían convencido de que no puede estar ajeno a la disputa electoral legislativa de este año. ¿Se viene la interna Sastre-Linares? Aún es pronto para decirlo, pero la política chubutense arroja novedades todos los días, y nada puede descartarse.