El vicepresidente del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, dijo durante una entrevista exclusiva con ADNSUR TV que tras la reunión del sindicato y de la asociación que representa a jueces con legisladores provinciales, la expectativa es que se apruebe en la sesión del próximo martes, 15 de junio, la autorización para que el crédito que permitirá cancelar gran parte de las dos masas salariales que el gobierno adeuda al sector judicial.

Además, anticipó que luego de la cancelación se iniciará la discusión para readecuar salarios, ya que "los empleados, fiscales y jueces también vamos al supermercado". Por otra parte, lamentó que la inflación provoca atrasos en la obra Ciudad Judicial: “Las cotizaciones para trabajos eléctricos se actualizan por semana”, graficó.

Durante la entrevista, Vivas abordó el modo en que se apunta a cancelar gran parte de la deuda salarial que afecta a todos los integrantes del Poder Judicial, que en su mayoría se ubican en los rangos 3 y 4, por lo que se les adeudan dos meses de sueldo. Tras la reunión de legisladores con representantes del Sindicato de Trabajadores y la Asociación de Magistrados, con compromisos adoptados en forma pública, al expectativa es que el proyecto sea aprobado en la próxima sesión.

“Lo que tiene que quedar claro es que si bien el Superior Tribunal solicita el préstamo para paliar el atraso salarial, quien se constituye en deudor es el Ministerio de Economía y le pide al Banco Chubut un monto determinado, con las garantías del caso, que tiene que ver con los ingresos de la provincia en materia de coparticipación y regalías”, precisó. “Es el Ministerio de Economía quien firma el contrato de mutuo acuerdo con el Banco, pero nosotros no conocemos los detalles de la devolución, ni el plazo ni tampoco la tasa de interés”, aclaró.

De este modo, reconoció que también después de la aprobación y promulgación de la norma, restará que el Ejecutivo y el banco terminen de definir los detalles del préstamo, ya que “comienza una nueva etapa que es la negociación del contrato y las autorizaciones que requiere la provincia, tanto del Ministerio de Economía de Nación como del Banco Central”.

Recomposición salarial

Vivas admitió también que una vez cancelada la deuda se iniciará la discusión de la recomposición salarial: “Tenemos previsto un aumento en el presupuesto del Poder Judicial, nosotros somos conscientes de la situación gravosa de la provincia, pero también es imperativo que se lleve adelante una recomposición salarial. A fines de este mes vence la suspensión de incrementos para el sector judicial y a partir de ahí tendremos que sentarnos con Economía, porque está vigente la acordada que establece que los aumentos salariales de la Corte Suprema de la Nación van de la mano con los aumentos que deben darse en la provincia. Siempre lo hicimos en consenso con Economía y así será también esta vez, pero ya le anticipé al ministro de Economía que es imperioso que este tema se tocara, porque como es lógico, los empleados judiciales, funcionarios y jueces también vamos al supermercado. Y la inflación del último año y medio impacta en los bolsillos de todo el mundo”.

Si bien no pretendió anticipar detalles de esa discusión, reconoció que en el presupuesto está pendiente de ejecución un 20 por ciento de aumento, sumado a un 10 por ciento que se dio sobre fines del año pasado, aunque aclaró que la brecha con los salarios de la Corte llega a un 30 por ciento.

“Vamos a acompañar al Estado provincial para no atosigarlo, son muchos sectores y todos tienen derecho a un incremento salarial. Nos sentaremos con Economía a ver cuáles son las posibilidades y si no, veremos de qué manera se podrá solucionar. Lo cierto es que en algún momento tendremos que actualizar los aumentos que ha dado la Corte y que nosotros no los hemos adoptado por la ley imperante”.

Recorrida por Comodoro

El vicepresidente visitó distintos ámbitos judiciales de Comodoro Rivadavia y reconoció que hay algunas demoras en el funcionamiento general, sobre todo en el ámbito penal, ya que en las oficinas judiciales penales se acumulan causas a la espera de un turno para la elevación a juicio. “Me reuní con sectores no penales y la marcha no es óptima, tenemos resentido el sistema por medidas de fuerza, que lleva ya dos años,  a lo que se suman los problemas de la pandemia. Tratamos de compensar con herramientas informáticas, para invertir en tecnología y volver lo más rápido posible a la normalidad”.

De todos modos, advirtió que el Poder Judicial “no ha dejado de funcionar en ningún momento, salvo en la primera parte de la pandemia, pero en agosto (2020) ya estábamos todos trabajando. Creo que el sistema informático nos va a ayudar a poner las cosas en orden, tampoco tenemos atrasos desmesurados, pero no puedo decir en qué plazo se va a normalizar”.

En otro orden, insistió también en la necesidad de que se normalicen las vacantes del Superior Tribunal de Justicia, ante la cobertura de sólo dos ministros en una corte provincial que requiere de seis integrantes.

Finalmente, hizo referencia a la marcha de la Ciudad Judicial, en la que lamentó que los mayores costos han dificultado la conclusión de la obra, en la que restan trabajos vinculados al sistema de abastecimiento eléctrico y de informática. “Veo su avance con mucha satisfacción, espero que en los próximos meses podamos trasladar los organismos no penales, aunque tenemos algunos atrasos producto de la inflación. En materiales eléctricos, las cotizaciones duran una semana y a veces, con los procesos de licitación que llevan 3 meses, quedan pocos interesados y se declara desierta la licitación, por lo que estamos analizando otros mecanismos”.