El presidente Alberto Fernández tendrá en Comodoro Rivadavia una jornada de trabajo en el marco de lo que impulsó como proyecto de ‘capitales alternativas’, con presencia de miembros de su gabinete, en una instancia que transcurrirá el plano institucional y el político.

El primero se vincula a las gestiones de obras y proyectos previstos para la ciudad en el presupuesto 2022, por lo que hay expectativa en conocer las definiciones que podría expresar el mandatario nacional en materia de proyectos esperados por Chubut en general y la región del Golfo San Jorge en particular.

En el andarivel político, se espera también la fuerte presencia de actores de toda la región, en lo que será un acto con mucha movilización de militancia, para relanzar la campaña de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

No está de más recordar que Chubut es una de las tres provincias en las que el oficialismo cree que puede dar vuelta el resultado de las PASO, para aspirar a retener (si ocurre lo mismo en Santa Fe y La Pampa) el quórum propio en el Senado, que se obtiene con 37 bancas. De repetirse los resultados de las primarias, el Frente de Todos quedaría con sólo 35 bancas.

Dicho de otro modo: el segundo senador que aspira a sumar Chubut adquiere una importancia trascendental en el escenario nacional y en los planes del oficialismo.

Infografía ADNSUR: La Visita de Alberto Fernández a Chubut

Aquella visita de Mauricio, 3 años atrás

Casualidades o no, la visita del ex presidente Mauricio Macri se produjo hace casi exactamente tres años, el miércoles 17 de octubre, cuando la operadora YPF inauguró el parque eólico que opera en Manantiales Behr. No hubo mucha presencia del mandatario en la ciudad, ya que arribó al campo petrolero en un helicóptero y luego visitó, sorpresivamente, una panadería de la zona sur, donde dialogó con su propietario, Claudio Vázquez y algunos empleados. Posteriormente, mantuvo un encuentro con alumnos del Liceo Militar Roca y no mucho más.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

Al igual que ahora, las diferencias políticas se hacían sentir fuertemente, ya que el municipio, encabezado por el entonces intendente Carlos Linares, emitió una solicitada en la que expresaba, entre otros cuestionamientos:

“La obra pública ya fue reducida en 1.400 millones en la región en el primer semestre del año (2018) pero el achicamiento podría llegar a los 13.600 millones anuales. En ese marco, la eliminación del Fondo Federal Solidario implica una pérdidas de 700 millones de pesos adicionales destinados a obra pública en 2019 en la provincia”.

Cristina Fernández puso en marcha la perforación no convencional en El Trébol

El 14 de febrero de 2013, la entonces presidenta Cristina Fernández dio la orden, en un acto masivo realizado en el Predio Ferial, para que se pusiera en marcha la primera perforación de un pozo en área no convencional por parte de YPF, en zona de El Trébol. Eran tiempos de la reciente estatización parcial de la petrolera, por lo que llegó acompañada por el presidente de la compañía, Miguel Galuccio, planteando un horizonte de posibilidades en la formación D-129 y la perspectiva de recursos no convencionales.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

Con el tiempo, aquella proyección se fue diluyendo, en parte por los cuestionamientos ambientales a la técnica de la fractura hidráulica y en parte porque los resultados tampoco fundaron la viabilidad económica de la explotación. Recientemente, la petrolera volvió a perforar un pozo en la misma formación, del lado de Santa Cruz de la cuenca San Jorge, con resultados que se conocerán en los próximos meses.

Cristina había estado dos años antes también, el 12 de marzo de 2011, cuando llegó a Chubut para acompañar en el cierre de campaña a los candidatos a la gobernación que respondían a su sector, es decir Carlos Eliceche y Javier Touriñán (aspirantes a gobernador y vice, respectivamente), para el madrinazgo no trajo buena suerte: en reñida elección, que motivó incluso la repetición de sufragios en las llamadas ‘mesas complementarias’, terminó por torcer el resultado a favor de Martín Buzzi y Gustavo Mac Karthy, por una escasa de diferencia de 400 votos y aquel recordado “ganamos, carajo!” de Mario Das Neves, padrino de la fórmula y alejado ya del kirchnerismo, en su aventura de aspiraciones vice presidencialistas.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

El triunfo, de todos modos, terminó perteneciendo al kirchnerismo, ya que a poco de ganar Buzzi declaraba su pertenencia al proyecto nacional y popular que encabezaba Cristina, dando origen a su enfrentamiento con el dasnevismo, que lo derrotaría 4 años después en las urnas.

Antes de Cristina, Néstor había visitado Comodoro en 2006, en un multitudinario acto en el que se le escuchó decir, por primera vez, que “el candidato del año próximo puede ser un pingüino o una pingüina, lo importante es seguir llevando adelante este proyecto”, dijo en aquel acto en el Socios Fundadores, alumbrando lo que un año más tarde cristalizaría en la fórmula presidencial Cristina Fernández-Julio Cobos, autor del neologismo “voto no positivo”.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

Desde De la Rúa, a Menem, Alfonsín y Frondizi

Previo a esa etapa, Fernando De la Rúa visitó Comodoro Rivadavia para su aniversario, el 23 de febrero de 2001. Prometió obras y proyectos, entre los que se contaba el “viaducto” para resolver el problema de la ruta 3 en su paso por Comodoro que se esfumaron en menos tiempo que su presidencia, ya que al final de ese año le esperaba al “aburrido” presidente un helicóptero en el techo de la Casa Rosada, con los resultados conocidos.

También Carlos Menem, el 12 de septiembre de 1997, llegó a Comodoro Rivadavia para inaugurar el parque eólico Antonio Morán, que por entonces era el más grande de Sudamérica pero que dos décadas después es desmontado como chatarra a partir de la obsolescencia de las máquinas y la inviabilidad económica de la generación aislada desde Comodoro Rivadavia. Menem volvería dos años después, para la inauguración del “nuevo” acueducto en 199, pero su presencia fue efímera, sólo para aquel acto inaugural, que dejaría funcionando un sistema que rápidamente quedó superado y hoy continúa a la espera de la obra de “repotenciación”.

Visitas presidenciales a Comodoro: una curiosa historia de muchos ruidos y pocas nueces

Años antes, en 1984, se había contado la visita del presidente Raúl Alfonsín, para la inauguración del Centro de Aplicaciones Bionucleares (CABIN). Y más atrás en el tiempo, aún, se recuerda la llegada de Arturo Frondizi, en 1959, cuando el entonces intendente Antonio Morán le dijo que Comodoro necesitaba dos obras fundamentales: el puerto y el acueducto.

“Elegí Morán, es una o la otra, las dos no se pueden”, le dijo Frondizi, en tanto el intendente optó por el acueducto, que se licitaría un año más tarde, en 1960, para inaugurarse la obra el 12 de octubre de 1966. Y contabilizarse su primera rotura, de una larga cadena de hechos similares, que se repetiría por los siguientes 20 años.

Como muestra de esta apretada síntesis, no han sido muchas las realizaciones para contabilizar después de una visita presidencial en la ciudad. Esperemos que esta vez, al menos para ser más originales, la suerte empiece a cambiar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!