CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una familia tipo, conformada por dos adultos y dos niños, necesitó en enero $40.373 para no caer bajo la línea de pobreza y $16.479 para poder comprar los alimentos básicos y no entrar dentro del registro de indigencia, según publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El informe que publicó el Indec señala que en el acumulado de los últimos 12 meses ambos indicadores que miden los ingresos necesarios para poder superar la línea de indigencia se incremento más que la inflación, ya que pasó de $10.197 en enero de 2019 a $16.478 en igual mes de este año, mostrando un incremento de 55,7 por ciento.

En el caso de la canasta que mide el nivel de pobreza el aumento fue similar. Durante el primer mes de 2019 una familia tipo necesitaba ingresos por 26.442 pesos para no caer en la pobreza. Doce meses más tarde, ese número se incrementó a 40.373 pesos, un 52,6 por ciento de incremento.

 

Foto: La canasta básica alimentaria aumentó 5,7% y la canasta básica total, 3,6% Foto: La canasta básica alimentaria aumentó 5,7% y la canasta básica total, 3,6%
Foto: La canasta básica alimentaria aumentó 5,7% y la canasta básica total, 3,6%

El dato llamativo es que la canasta de consumo que mide a los sectores más bajo quedó por encima de la inflación para el mismo período. Según el dato del Indec, el incremento del costo de vida de los últimos meses fue de 52,9%, casi tres puntos medios que lo que subió el nivel de ingresos de una familia tipo para no ser indigente, a pesar que durante el mes pasado ya estaba en funcionamiento los planes de Precios Cuidados. La explicación se encuentra en que buena parte de los ingresos de estos sectores se destina a la compra de Alimentos y bebidas no alcohólicas, el capítulo con mayor ponderación del IPC, tuvo un incremento del 4,7%. En las subas se destacan carnes y derivados, infusiones, azúcar, dulces y golosinas.

La CBA se ha determinado tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. La CBT reúne además de una cantidad mínima de alimentos y bebidas, una cantidad indispensable de indumentaria y el pago de transporte, para no caer por debajo de la línea de pobreza..

Inflación

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señaló ayer que la estimación del Gobierno nacional es que la inflación está en un “proceso descendente. Hay una desaceleración de los precios y vamos a continuar con esta tendencia. Evaluamos que en febrero se va a mantener la desaceleración. Hay una señal positiva”, señaló el ministro.

 

Foto: Marco Lavagna director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec​) Foto: Marco Lavagna director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec​)
Foto: Marco Lavagna director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec​)

De todas formas Kulfas fue cuidadoso respecto de la expectativa que podría llegar a generar el número bajo en enero -respecto de diciembre- y la tendencia que están registrando en febrero al señalar que “la inflación aún no está controlada”. Algo similar a lo que había dicho el titular del Indec, Marco Lavagna, sobre si estos números significan que se se inició el camino de contención de la inflación, el economista dijo que habría que ser “cautos”. "Tenemos que seguir trabajando mucho”. Y si eso no fuera suficiente, adelantó que la inflación de febrero dependerá de algunas decisiones económicas como lo que suceda con el valor del combustible.

 

Fuente: Infobae