Luego de que surgieran tuits antiguos donde la precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, Sabrina Ajmechet, ponía en duda la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, el senador fueguino por la UCR, Pablo Daniel Blanco, le pidió que se retracte públicamente.

"Invito a Sabrina Ajmechet a que venga a Tierra Del Fuego para que nos explique a los fueguinos por qué, según ella, las Malvinas no son nuestras y son de los Kelpers", escribió el funcionario del Poder Legislativo en su cuenta de Twitter en relación a las polémicas publicaciones de la politóloga.

Y agregó: "Debería retractarse públicamente a la brevedad. Las Malvinas fueron, son y serán fueguinas y argentinas".

Tweet de Pablo Daniel Blanco

Los dichos a los que hace referencia Blanco se conocieron luego de que Ajmechet anunciara que cuparía el séptimo puesto de la lista que encabeza la exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y corresponden al año 2012.

"La creencia en que las Malvinas son argentinas es irracional, es sentimental. Los datos históricos no ayudan a creer eso”, reza una de sus publicaciones.

 "Las Malvinas no existen. Las falkland islands son de los kelpers”, considera en otro de sus posteos.

Conocida la noticia de la difusión de estos tuits, Ajmechet publicó un artículo en Clarín donde explica lo sucedido, y añade en un extenso hilo de tuits:

Tweet de sabrina ajmechet 🤍

"El hilo de twitter, del cual intencionada y maliciosamente levantaron solo algunas partes, tuvo en su momento el objetivo de reflexionar sobre algunas cuestiones que forman parte de debates habituales en los ámbitos académicos argentinos. Quiero repetir algo que dije muchas veces: la Guerra de Malvinas fue una locura de una dictadura que utilizó a parte de su población para perpetuar su subsistencia. Esto no incluye a los ex combatientes de Malvinas, que son héroes que dieron, incluso, la vida por nuestro país".

Tweet de sabrina ajmechet 🤍

"Mi respeto a los ex combatientes es enorme y, desde la responsabilidad que eventualmente me dé la representación de todos los argentinos en el Congreso, voy a estar defendiendo los intereses soberanos de nuestro país sobre las Islas Malvinas como marca la Constitución Nacional. Con el mismo énfasis quiero sostener que para que la calidad de la democracia argentina mejore es necesario que se puedan dar los debates públicos que faltan en un marco de respeto y de libertad", cierra.