COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Uno de los miembros del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, Pedro de Diego, consideró “sumamente llamativo y a la vez preocupante” la “fluidez de comunicación” de uno de los condenados por la causa de narcotráfico “Apadrinados” con el círculo político que encabezaba el exintendente Néstor Di Pierro y sus funcionarios municipales, según el fallo al que tuvo acceso ADNSUR.

La semana pasada, el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia condenó con duras penas de prisión efectiva a 15 miembros de una banda dedicada al narcotráfico de cocaína y marihuana en Comodoro Rivadavia y Esquel.

Los jueces Enrique Guanziroli, Pedro de Diego y Nora Cabrera de Monella advirtieron en la sentencia sobre la íntima vinculación de los narcos con círculos políticos y gremiales del sur chubutense. Llegaron a esta conclusión tras escuchar varios y comprometedores audios de intervenciones telefónicas.

De Diego le apuntó a Claudio Miguel Morales, alias “Trompa”, condenado a 10 años de prisión y diez mil pesos de multa por integrar la banda que comercializaba estupefacientes en la ciudad petrolera. Apareció involucrado en la causa a raíz de los seguimientos, vigilancias y escuchas telefónicas realizadas sobre los otros sujetos.

En su voto, De Diego explicó que “antes de adentrarnos a analizar su situación procesal, no puede pasar por alto la fluidez de comunicación del encartado con el círculo político, en especial del exintendente de esta ciudad y demás funcionarios municipales, lo cual resulta sumamente llamativo y a la vez preocupante”.

“Y digo preocupante, porque el propio Morales actuaba en función del amiguismo político, con tanta impunidad que hasta el momento de su detención, su propia familia y él pensaron en que ese amiguismo podría facilitar las cosas con la juez a cargo de la investigación, por su vinculación con Néstor Di Pierro”.

CONEXIÓN POLÍTICA

Los jueces pidieron investigar las conexiones políticas de la banda, paso que deberá dar la Fiscalía en los siguientes meses.

El juez, según pudo constantar ADNSUR,  recogió una de las llamadas telefónicas interceptadas y grabadas en uno de los CD de la causa, entre el hijo de Morales y su madre: “Mi papá es re amigo del Tano y el Tano tiene una línea con la jueza y bueno, ahí no sé, vamos a ver si safa”.

Otra posible referencia aparece en los seguimientos a José Omar Almonacid, quien realizaba movimientos típicos de la venta de droga en Comodoro Rivadavia, Esquel y en la vecina localidad de Caleta Olivia.

Las charlas telefónicas reflejaron su intención de ir a radicarse a localidad de la comarca “porque acá las cosas estaban medio mal” y que si se iba lo hacía “por intermedio del intendente de acá que me ubique allá con intendente de a ver que se puede, si me puede ubicar un laburo, algo, porque está muy malo”.

Cabe recordar que por “Apadrinados” hubo 15 condenas, todas a prisión efectiva.