SALTA - Una extensa lista de funcionarios públicos de Salta se habrían anotado para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y algunos hasta llegaron a acceder al beneficio, lo que generó un verdadero escándalo político en esa provincia, por lo que se iniciará una investigación.

Entre los implicados hay concejales y hasta un intendente que solicitaron este beneficio, sabiendo que era exclusivo para los ciudadanos de los sectores más vulnerables, en el marco de la pandemia del coronavirus, según detalló el diario La Gaceta.

Son más de 50 las personas que solicitaron el IFE, aunque algunos fueron desestimados sus pedidos. La aprobación del sistema se habría dado ya que en muchos casos los salarios que perciben algunos concejales no están registrados, por lo que no habría sido percibido por de la ANSES, AFIP o UIF. 

La fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos en feria, Verónica Simesen de Bielke, dispuso la apertura de una investigación para determinar si funcionarios públicos de la provincia accedieron al IFE, interviniendo de oficio, ante la notitia criminis.

La investigación se iniciará a raíz de las publicaciones periodísticas que detallaron los nombres de los funcionarios.

 El Art. 241 del Código, establece que “conocida la noticia críminis, recibida la denuncia o iniciadas las actuaciones de prevención, la o el Fiscal practicará una averiguación preliminar para determinar las circunstancias del hecho”.

El IFE alcanzó a 322.416 salteños que perciben el ingreso de $10.000, cuyo tercer pago comenzará el 10 agosto y se evalúa un cuarto pago desde el Gobierno de la Nación.