CAPITAL FEDERAL - El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó que ningún soldado estadounidense fue afectado en los ataques. A su vez, adelantó que impondrán sanciones económicas punitivas adicionales contra el régimen iraní.

Trump habló en conferencia de prensa desde la Casa Blanca luego de que Irán efectuara un contraataque en respuesta al asesinato de su líder militar Qasem Soleimani. 

“Mientras yo sea presidente de los Estados Unidos, a Irán no se le permitirá tener un arma nuclear”, advirtió el mandatario.

A su vez, Trump confirmó que los ataques con misiles balísticos lanzados por Irán contra dos bases estadounidenses en un territorio iraquí “no dejaron heridos” y anunció que impondrá nuevas y “poderosas” sanciones económicas punitivas adicionales.

Además, el Presidente estadounidense justificó el asesinato del líder iraní asegurando que al eliminarlo enviaron “un mensaje tranquilizador a la gente”.

"Irán ha sido el principal patrocinador del terrorismo en el mundo civilizado y eso no lo queremos. Tomamos la decisión de eliminar al principal terrorista en el mundo (en alusión a Qassem Soleimani), alguien que ha sido responsable de varios hechos terribles en los cuales ha habido víctimas estadounidenses, con bombas que desmembraron a las víctimas. Sabemos que esta persona tenía preparados varios atentados a los americanos”, resumió. 

Además aseguró que, tras el lanzamiento de los misiles, "Irán parece estar retirándose, lo cual es algo bueno para las partes interesadas y para el mundo”.

Según publicó TN, Trump llamó a los demás países a involucrarse y no le cerró la puerta a un nuevo acuerdo nuclear. "Ha llegado el momento de que el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China reconozcan esta realidad. Ahora deben romper con los restos del acuerdo con Irán, o PAIC", dijo, en alusión Plan de Acción Integral Conjunto firmado en Viena el 14 de julio de 2015. También pidió a la OTAN que se “involucre mucho más” en Medio Oriente.

Tras destacar el poderío militar estadounidense y asegurar que el país "no necesita del petróleo de Medio Oriente", cerró con un mensaje conciliador. "EE.UU. está preparado para abrazar la paz con todos aquellos que la buscan".

Dirigiéndose directamente a los iraníes, manifestó que Estados Unidos quiere que disfruten del "gran futuro" de prosperidad y armonía con otras naciones que se merecen. "Todos debemos trabajar juntos para llegar a un acuerdo con Irán que haga del mundo un lugar más seguro y pacífico", expresó.