El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró este viernes, a una semana del vencimiento de las restricciones dispuestas por el DNU presidencial, que la voluntad del Gobierno es retomar las clases presenciales, aunque dejó en claro que esto dependerá de “que los indicadores mejoren”.

“La presencialidad es fundamental, pero no depende solo de la vacunación de los docentes, sino de otras dos variables: los protocolos estrictos que tenemos y la realidad epidemiológica”, dijo el ministro.

En contacto con el canal TN, Trotta agregó: “Siempre estamos pensando en los chicos. Nos queda un tercio del tiempo dispuesto en el DNU para ver cómo siguen mejorando los indicadores de contagios y la capacidad de respuesta del sistema sanitario”.

Puso como ejemplo que "en varias zonas del país había presencialidad, pero en la última semana debimos suspenderla por el agravamiento de los indicadores sanitarios en algunas provincias, como La Pampa, San Luis o Neuquén”.

Hoy la Ciudad de Buenos Aires sigue estando en una situación de alerta epidemiológica, debido al nivel de ocupación de las unidades de cuidados intensivos y lo que ha sido la curva de contagios. En la región metropolitana de Buenos Aires, y sobre todo en el interior bonaerense han mejorado los indicadores. Esperamos que esa mejora continúe para poder recuperar la presencialidad”, manifestó. 

El ministro aclaró, sin embargo, que "no solo es el DNU. No solo es este proyecto presentado ante el Congreso Nacional, sino que hay una resolución que fue aprobada por el Consejo Federal de Educación por 22 de las 24 jurisdicciones (las excepciones fueron CABA y Mendoza), y que implica que cuando haya valores objetivos que nos impliquen suspender la presencialidad, todos acordamos que ese debe ser el camino, pero también acordamos que debemos priorizar todo lo posible la presencialidad”.

Según el ministro, debido al alta circulación del virus, “hay padres que no mandan a sus hijos a la escuela por miedo. Cada jurisdicción y cada escuela deben garantizar el acceso a la educación de los chicos, sea con presencialidad o no”.

“Nuestra idea es poder abrir las aulas en la medida que los indicadores mejoren”, abrevió Trotta. 

VACUNACIÓN DE DOCENTES

“Hay una realidad dispar que tiene que ver con la decisión de cada jurisdicción. Pero por ejemplo, en el caso de Misiones, ayer el gobernador (Oscar Herrera Ahuad) me comentó que la provincia vacunó al 100% de los docentes y auxiliares con una dosis, y al 30% con dos dosis. En San Juan, se vacunó al 87% de los docentes con una dosis, y al 54% con las dos”, dijo. 

“Todo eso robustece el regreso a la presencialidad, pero seamos claros: un regreso seguro y sostenido a las aulas depende de dos variables: los protocolos estrictos que tenemos y la realidad epidemiológica”, resumió Trotta.