COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Afectado por conflictos regionales y judiciales que motivaron una postergación que cumplirá 8 años, el proyecto será retomado en forma prioritaria, según los nuevos anuncios oficiales formulados desde el ámbito nacional y municipal. Aquí un repaso de las características y el tipo de solución que podría aportar, además de los motivos de una larga postergación.

1) Mayor caudal. El sistema acueducto actual tiene una capacidad de transporte de 4.800 metros cúbicos por hora, es decir unos 4,8 millones de litros de agua cada 60 minutos. La obra de repotenciación consiste en ampliar la capacidad de bombeo, para incrementar el caudal en alrededor de 2.400 metros cúbicos por hora. De este modo, con mayor caudal se podrían recuperar reservas en menor tiempo, lo que disminuiría el déficit actual de la región. Es necesario recordar que el proyecto se licitó por primera vez en el año 2013, en base a proyecciones que se habían adoptado en el año 1999, cuando se habilitó el sistema acueducto actual.

Seguramente en ámbitos técnicos se evaluará, ante el crecimiento de la ciudad y el aumento del consumo de agua, en qué medida el mayor caudal solucionará los problemas que en cada verano se reflejan en los cortes semanales programados.

2)  Conflicto con Sarmiento y superficiarios. Uno de los problemas que motivó demoras en la ejecución de la obra fue planteado desde el municipio de Sarmiento, en reclamo por la falta de presentación de estudios ambientales para el paso de las nuevas cañerías, que afectaban tierras del municipio. El reclamo fue encabezado por el ex intendente de Sarmiento, recientemente fallecido, Ricardo Britapaja, quien al inicio de su última gestión de gobierno, en 2016, realizó un fuerte planteo para que el municipio fuera reconocido en su carácter  de titular de las tierras que se verían afectadas por el proyecto, por el que exigía también la compensación de algunas obras de infraestructura para su ciudad. Además, superficiarios particulares exigieron determinadas condiciones para autorizar el paso de las cañerías a través de sus tierras, lo que derivó también en negociaciones con el Estado provincial, a cuya jurisdicción correspondía destrabar esos reclamos.

3) Problemas judiciales. La obra es una de las que se encuentra a cargo de CPC, de Cristóbal López, por lo que parte de la demora se explica también en los problemas judiciales que atraviesa esa empresa, en el marco del proceso de quiebra iniciado por Oil Combustibles, que afectó a las firmas del grupo Indalo, en el año 2016.

Tres claves para entender por qué es central la obra de repotenciación del acueducto


“El proyecto tuvo problemas legales y estuvo al borde de la rescisión durante el gobierno anterior, pero se seguirá el contrato con la misma empresa, CPC”, había informado en noviembre a esta agencia el ministro de Infraestructura de la provincia, Gustavo Aguilera, al momento de confirmar su inclusión en el presupuesto nacional.


La presencia de funcionarios nacionales del ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento) durante las últimas horas en Comodoro Rivadavia, con el anuncio de reactivación de la obra, parece confirmar que aquellas trabas legales quedaron superadas y que el proyecto podrá terminar de ejecutarse.

Sin embargo, no es la primera vez que se formulan anuncios y se comprometen plazos de realización: así ocurrió en el año 2015 y también durante 2018 y 2019, ya que las dos anteriores gestiones del gobierno nacional, de signos políticos distintos, no pudieron concretar una obra de cuya importancia nadie duda, pero que parece pronto cumplirá 8 años desde su inicio, sin que se haya informado a ciencia cierta cuál es el porcentaje de avance real hasta hoy.