COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En una jornada en la que los trabajadores estatales ni siquiera pudieron acceder al anticipo de 30.000 pesos que había comprometido el gobierno provincial para este miércoles, incrementando el descontento en el marco del rechazo al incumplimiento de esa obligación elemental y los acuerdos paritarios acordados en la etapa previa a las elecciones de este año, vale repasar algunos detalles de la masa de recursos que se debe reunir y el escenario para las próximas semanas.

1) Anticipo. Para cumplir el anuncio de entregar 30.000 pesos a cada agente público hoy, a los 61.570 agentes públicos (entre empleados en actividad y pasivos) el gobierno necesitaba transferir 1.847 millones de pesos. Sin embargo, la cifra reunida en las arcas provinciales al principio de la jornada era del orden de los 500 millones de pesos, lo que alcanzaría sólo para cubrir un anticipo a los jubilados y pensionados. La provincia espera una transferencia de Nación, del orden de los 1.300 millones de pesos, en concepto de anticipo de coparticipación y fondo de incentivo docente, con lo que podría completar el primer tramo, pero no se conocen precisiones sobre cuándo podrían llegar esos fondos, aunque según medios nacionales los fondos ya habrían sido enviados.

2) Escalonamiento. En total, la masa salarial de agosto alcanzó los 3.356,5 millones de pesos, sin contar los incrementos que deben aplicarse según los acuerdos paritarios alcanzados. Es decir que aún cuando llegue ese auxilio de Nación, la provincia debe contar al menos otros 1.500 millones, sin considerar el resto de los compromisos, para poder terminar de cumplir sus obligaciones salariales. La mayor parte de la recaudación, por regalías y de impuestos propios, según informan fuentes del Ministerio de Hacienda, comienzan a liquidarse en la segunda quincena del mes. El mes pasado, el cronograma de pagos escalonados se había cumplido en tres tramos, fijados en los días 16, 23 y 29.

3) Déficit. El economista Facundo Ball detalló que el déficit de la provincia ascendió en el primer semestre a 2.879 millones de pesos, recayendo la mayor parte de esa diferencia en el mes de junio, en coincidencia con la carga de los incrementos salariales. El gobierno provincial reconoció que esa diferencia será incluso mayor al cierre de este año, según la presentación que formuló el 3 de septiembre: la diferencia total entre los ingresos y los egresos superará los 4.174 millones de pesos, aunque en ese debate elíptico hacia las críticas del incremento en el gasto salarial, el power point de los números oficiales asegura que el gasto salarial representa sólo el 55% del gasto total. Además de la discusión hacia el manejo del gasto (ya que el gobierno admite que el incremento de la masa salarial en Educación con la paritaria de este año es de un 121%, comparando junio 2019 contra igual mes del año anterior), lo que dejan a las claras estos números es que el problema continuará en los próximos meses, ya que en octubre hay un vencimiento de deuda por títulos públicos que implica 1.800 millones de pesos, casi la mitad de la masa salarial completa.