Luego de la polémica por el voto que el embajador argentino en Israel, Sergio Urribari, dio en la ONU en favor de Hamas, la Cancillería de la nación mediooriental convocó al representante de nuestro país para expresar su malestar por la decisión.

Se tratará de una "conversación aclaratoria” donde el gobierno de Benjamin Netanyahu expresará a la Argentina su malestar por haber respaldado la creación de una comisión investigadora sobre presuntos crímenes de guerra en el conflicto con Palestina.

De esta manera, el director general Adjunto para América Latina y el Caribe, Modi Ephraim, buscará aclarar a Urribarri que la expectativa de Israel en su relación con Argentina es "lograr que esa cercanía diplomática aparezca con nitidez al momento de enfrentar una ofensiva del terrorismo árabe en los escenarios multilaterales", detalló Infobae.

Solo una vez en la historia se había dado una situación similar, cuando en 2013 el vínculo entre ambas naciones había atravesado una dura crisis a raíz del Pacto con Irán, cuando Cristina Kirchner era presidenta.

En base a lo publicado por el mencionado medio, desde Israel se planteará como "inconcedible" que Argentina vote junto a países "hostiles" en una resolución de la ONU que "no contribuye a la paz y que facilita el terrorismo de Hamas".

Cabe destacar que tras el pedido de Palestina y Pakistan para que se cree la comisión investigadora, la gestión de Alberto Fernández votó en favor junto a China, Rusia, Cuba, Bolivia y Venezuela, y en sentido contrario a las aspiraciones de Alemania, Francia e Italia, aliados claves en la negociación con el FMI.