BUENOS AIRES (ADNSUR) - El Gobierno nacional extendió por otros seis meses más la intervención en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y ratificó al frente del organismo a Victoria Donda, quien fue imputada por la Justicia por haberle ofrecido un cargo en esa institución a su empleada doméstica.

La denuncia contra Donda la realizó su empleada doméstica el 29 de diciembre, quien la acusó de no realizarle los aportes patronales y ofrecerle un plan social o un puesto en el organismo que preside a modo de compensación.

Tras la acusación, la Justicia Federal impulsó una causa por presunta malversación de caudales públicos y administración fraudulenta contra la titular del Inadi. Pese a la pesquisa judicial en su contra, la Casa Rosada ratificó a Donda al frente del organismo a través del decreto 22/2021 publicado este martes en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y la ministra de Justicia Marcela Losardo. La funcionaria continuará en el cargo por otros 180 días.

Cuando estalló el escándalo, Donda había dicho que “es todo mentira” y aseguró que se trata de “una mujer en situación de vulnerabilidad que está siendo usada para desprestigiar”. El abogado de la exempleada de Donda Osvaldo Barsanti afirmó que durante 10 años su defendida estuvo “totalmente en negro” y que desde 2016 fue “parcialmente registrada con un salario menor al que le correspondía”. Una demanda se inició en el fuero penal y otra en el laboral, indicó TN.