Robledo puso en evidencia las tensiones internas del PJ comodorense por la zonificación

La concejal oficialista Alejandra Robledo evidenció, en el inicio de la sesión del último viernes, las presiones y discusiones internas que hubo en el seno del oficialismo para intentar que se tratara el proyecto de adhesión a la zonificación minera, lo que finalmente no ocurrió. En su alocución, la edil tuvo duras palabras hacia el intendente Luque, gremios a los que no identificó y concejales:

“Hoy se va a tratar la adhesión a la ley de zonificación –comenzó diciendo Robledo en el inicio de la sesión, con un clima de reclamo por parte de manifestantes anti mineros por fuera del recinto legislativo-, lo cual no comparto y di mi punto de vista, pero desde las 10 de la mañana hasta hace una hora (cerca de las 18 hs) sufrí todo tipo de amenazas”.

“No tengo nada que hablar con el intendente”

Traigan bomberos, que fuegos sobran

En su breve pero contundente alocución, la concejal del PJ dijo sentir “muchísima impotencia porque se meten en un entorno familiar, con mi hija. Hace dos años sufrí una violencia bastante parecida cuando fui candidata en una interna y la consecuencia fue que mi hija perdiera un hijo, pero esta vez no voy a permitir que pase lo mismo. Yo no tengo negocio ni con sindicatos ni con el intendente, que cuando quiera hablar que se acerque acá al Concejo Deliberante, porque yo no tengo nada que hablar con él, menos si me faltan el respeto. Les guste o no, a mí me eligió Comodoro Rivadavia, les pido al resto de los sindicatos que yo los respeto y sé que ellos quieren fuentes laborales, pero no es el momento. ¿Quieren que acá pase lo mismo que en Rawon y Trelew, un estallido social, que maten a la gente, eso quieren y se dicen peronistas? Le pido disculpas a mi concejal Montenegro porque él representa un sindicato y él tiene que poner la cara, pero yo esta vez no voy a acompañar. No voy a permitir que ninguno de los concejales que está acá me quiera amedrentar y decirme que me vaya al carajo, yo no voy a exponer a mi ciudad a que la hagan mierda, a que se tenga que pelear con la policía. ¿Acá en este Concejo tenemos que ser obsecuentes? ¿Qué carajo les pasa por la cabeza? No voy a permitir que se metan con mi familia. Mi hija me está viendo acá y nadie me va a decir qué va a pasar con ella. Que tengan cuidado, yo no soy ninguna pelotuda. Mi mano no tiene precio. Que no se equivoquen conmigo”.

Las amenazas cruzadas

Traigan bomberos, que fuegos sobran

Las presiones fueron en ambos sentidos. También el concejal Gustavo Reyes, por estar a favor de la iniciativa, recibió amenazas el viernes último, mientras que también Viviana Navarro recordó en la sesión el mensaje intimidante que recibió en su celular cuando era diputada provincial: “si vos matás a mis hijos, yo mato a los tuyos”, decía ese texto de WhatsApp, mostrando la ubicación de su domicilio.  El tema fue también mencionado por el opositor Tomás Buffa, quien se solidarizó con Robledo y Redes y advirtió que las posiciones no deben estar contaminadas, ni de un lado ni de otro, al tiempo que cuestionó el modo en que la Legislatura dio tratamiento y aprobación a la ley de zonificación minera, “entre telones escondidos y aprobarlo de ese modo es una vergüenza”, dijo.

“Somos los morochos de la provincia que laburan para sostenerla”

La expresión se escuchó en boca de la concejal Viviana Navarro, cuando justificaba su iniciativa para que el resto de los municipios de la provincia se vea obligado a adherir por ley al cobro de regalías petroleras, del mismo modo que dispone el proyecto de zonificación minera. “Somos nosotros, los de Garayalde para acá, los que hacemos que esta provincia funcione, somos el motor de Chubut y estoy de acuerdo con la adhesión a le ley (de zonificación), pero no de cualquier manera y tampoco digo que la minería tenga que hacerse de cualquier forma”. En su iniciativa, la edil también evidenció el malestar generado en los concejales, que quedaron expuestos a la presión social de quienes se oponen a la actividad, al tener que expresarse sobre la adhesión a la ley para tener derecho a participar de la renta.

La concejal también cuestionó a “intendentes del valle que reconocieron que pusieron colectivos para movilizar a manifestantes anti mineros, pero ahora dicen que nunca pensaron que se les iba a ir de las manos”, en alusión a los violentos sucesos de Rawson. “Son los mismos que después levantan el teléfono para pregunta por las regalías, pero no las de bananas o manzanas, sino las del petróleo que genera esta ciudad y que no comparte con nadie su pasivo ambiental”.

El aguinaldo llegó con lo justo

El pago del aguinaldo para los empleados públicos tuvo horas de incertidumbre previa, ya que hubo un reclamo de empleados en el área de cómputos, ante la falta de pago de adicionales para 5 empleados que se venían desempeñando como contratados. El planteo no se hizo por vía sindical, sino que lo asumieron los jefes y jefas del sector, lo que motivó la intervención del subsecretario de Trabajo, Cristian Ayala, quien dictaminó una conciliación obligatoria y permitió destrabar el pago a último momento. Fuentes gubernamentales no dejaron de advertir que hubo “una actitud inadmisible” y se evalúa hacer sumarios, ya que “un reclamo individual puso en riesgo el pago a 64.000 agentes públicos”. Un dato adicional: fue el mismo día en que se aprobó la zonificación minera, por lo que de haber persistido la demora en el pago hubiera sumado el malestar de los estatales al clima social de desborde que ya se vivía en esas horas tras la sanción de la ley.  

Ingram se quedó sin club

Las consecuencias de la actividad minera siguen extendiéndose a distintos ámbitos sociales, provocando reacciones en distintos niveles. El diputado oficialista Rody Ingram, que ya había sufrido escraches en su domicilio particular, se quedó sin club, ya que el club de rugby Bigornia, de Rawson, decidió expulsarlo de sus filas, en el que revistaba como socio.

Traigan bomberos, que fuegos sobran

Madryn ya proyecta un parque industrial minero

El Concejo Deliberante de Madryn no sólo fue el primero en adherir a la ley de zonificación minera, para acceder a una mayor porción de la renta que podría generar los proyectos de desarrollo a futuro, sino que también avanza en un proyecto de nuevo código de planeamiento urbano, en el que destinarán un predio de grandes dimensiones para instalar el futuro parque industrial. Se trata de un área muy importante, ubicada en la zona de acceso y cercano a un camino con dirección hacia el oeste, donde se ubica la Meseta chubutense.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!