“El Centro de Detención aparentemente se va a poner en funcionamiento en breve. En ese contexto, desde la Dirección de política penitenciaria de Chubut se realizó esta reunión de trabajo con el fin de elaborar los trazos de un proyecto de ley del servicio penitenciario provincial. Las estadía de algunas personas que asistieron de lugares lejanos se quedaron a dormir en el lugar, y los que somos de aquí no”, informó Benesperi en contacto con Radio Bahía Engaño.

En tal sentido, detalló que “se dividieron cuatro comisiones para el desarrollo del anteproyecto de la ley y del patronato de presos y liberados que funcionaba anteriormente en Chubut. La actividad consistió en elaborar un anteproyecto y hoy se dará continuidad”.

“Una de las comisiones que me tocó era acerca de que la cárcel es para condenados y que las alcaldías para procesados mientras que las comisarías tienen que funcionar solamente para personas que están detenidas momentáneamente hasta que son llevados a Tribunales para el control de detención. Pero hoy en día eso no está ocurriendo. Se están cumpliendo condenas en las alcaldías, comisarías y hay procesados en comisarías. Y eso no se corresponde con los mandatos internacionales a los que la Argentina está suscripto”, detalló.

Además, indicó que “la cárcel es mejor de lo que hay hoy en día, tiene mejor distribución, es más amplia y con celdas individuales. Tiene algunas falencias pero es mucho mejor a otras. El detenido puede hacer sus necesidades en un baño y es un lugar que respeta los estándares internacionales”.

A su vez, Benesperi indicó que “el proyecto originario era que iban a hacer tres de estos sistemas en las ciudades de Esquel, Comodoro y Trelew donde se encontraban la mayor cantidad de personas detenidas. En Comodoro se está trabajando, en Esquel no, pero originalmente se querían hacer los tres módulos”.

Por tal motivo, remarcó que “hay gente que está siendo capacitada y en la transición se utilizará a personal policial que quiere cumplir función de penitenciario. Con el tiempo se desea que sea un sistema penitenciario independiente de la policía y que no tenga ningún vínculo con las fuerzas de seguridad y prevención, que sea un sistema interno de carácter civil y externo de carácter tradicional, es decir que las personas que custodian tengan un adiestramiento especial pero que no pase por una escuela militarizada como hoy en día son todos los centros penitenciarios”.