CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El diputado nacional Ignacio Torres presentó dos proyectos en relación a los efectos económicos del COVID19, contemplando un pedido de informes al ejecutivo nacional para conocer las medidas a tomar en materia de hidrocarburos, y proponiendo la creación de una mesa multisectorial que trabaje en la búsqueda de nuevos mercados. Además, se propone un seguimiento del impacto que generan en las economías regionales las fluctuaciones comerciales a nivel mundial, producto del coronavirus y los desequilibrios de mercado de China.

Entre los mas afectados, se encuentra un recurso estratégico para Chubut, por ser la segunda actividad exportadora de la provincia y la primera en capturas a nivel país, la pesca. Sobre las 211.000 toneladas totales capturadas de langostino durante 2019 un 40%, es decir 85 MIL aproximadamente tienen como destino comercial a China, el dato más relevante que un importante % de esas 85.000 toneladas es comercializado en bloque para reproceso, tanto China como en otros destinos orientales.

Al respecto el diputado mencionó que “si observamos la producción de pescado de Rawson, vemos que el 80% tiene como fin la exportación en bloque para reproceso en oriente” y agregó, “por eso resulta tan importante monitorear el efecto comercial de esta emergencia sanitaria a nivel mundial, que comenzó en el gigante asiático y que ya nos afecta a todos en el corto y mediano plazo”.

Bajo la situación actual del coronavirus, momentáneamente tanto el destino del gigante asiático, como otros lugares en oriente, competitivos para reprocesar langostino, se ven cerrados o parados por la propagación de ese virus. En ese sentido, se prevé entre 9 meses a más de un año la recuperación de China en la comercialización de commodities con mercados internacionales, entre ellos nuestro langostino.

Finalmente, Torres aseguró que “cuando hablamos de esta crisis sanitaria con efectos importantes en lo económico, es importante actuar rápido para proteger cientos de puestos de trabajo, que ya en un contexto difícil lo que menos necesitan nuestras pymes, y las familias que con ellas trabajan, es el cierre de rutas comerciales y por lo contrario, se generen alternativas para continuar con la producción”.