Pase de facturas

En la reunión de candidatos del FDT Chubut con el presidente Alberto Fernández y algunos de sus principales vecinos hubo pase de facturas de ambos lados, pero al final acordaron una batería de proyectos y medidas que los representantes del peronismo provincial saldrán a proponer al electorado, en el intento de dar vuelta el resultado de las PASO. Cuentan que el presidente fue muy receptivo con las propuestas de Florencia Papaiani y Carlos Linares, en tanto la primera ya salió a hablar de propuestas como recuperar el diferencial de los combustibles para la Patagonia, reembolsos a la exportación por puertos patagónicos y la posibilidad de que el coeficiente zonal sea tomado como crédito fiscal. Las medidas apuntan a atraer inversiones, particularmente en la zona de Trelew, que en las últimas semanas volvió a aparecer entre las seis ciudades con índice de desempleo más alto del país y la tercera parte de su población en situación de pobreza.

El fuego amigo  

Además de las explicaciones que debieron dar los candidatos chubutenses por los magros resultados en la provincia, ellos también hicieron reclamos hacia los popes de la Casa Rosada, particularmente por el rol que cumplen algunos funcionarios nacionales en Chubut. Cuentan que el más apuntado fue Eduardo Hualpa, delegado del Ministerio de Justicia, quien no sólo no pertenece al oficialismo partidario sino que además hizo campaña para el Frente de Izquierda, además de otros integrantes de organismos que dependen del gobierno nacional. “El planteo fue que en lugar de demostrar acciones del gobierno nacional y reflejar los programas y acciones que bajan a la provincia, los tienen a todos trabajando para la contra”, según el relato de algunos protagonistas.

Chubut, uno de los 3 objetivos del kirchnerismo

Otro saldo del cónclave del Frente en Capital es el anuncio de la próxima visita de Alberto Fernández a Comodoro Rivadavia, según confirmó el intendente Luque, como parte de una estrategia en la que el gobierno nacional y el cristinismo, especialmente, apuntan a revertir el resultado en Chubut. Es que esta provincia, junto a La Pampa y Santa Fe, son las tres en las que el oficialismo nacional aspira a recuperar algunas de las bancas que estaría perdiendo con la proyección de las PASO, a fin de sostener el quórum propio en el Senado. En el gobierno saben que las derrotas de Córdoba, Corrientes y Mendoza ya son totalmente irreversibles, del mismo modo que los triunfos obtenidos en Tucumán y Catamarca. Por eso tratarán de poner toda la carne al asador. Y quizás por eso también sorprendió que en la semana no hubo foto de Linares con Cristina Fernández, aunque la campaña recién empieza.

Arcioni se mete de lleno en la campaña

A propósito de fotos, cuentan en el entorno de la campaña de los candidatos del ChuSoTo que el gobernador Mariano Arcioni participó de la nueva sesión de fotos realizada con los candidatos, en el relanzamiento de la campaña de cara al 14 de noviembre. La decisión muestra un cambio en relación a las PASO, donde los candidatos habían hecho campaña cada uno por su lado y sin presencia del mandatario provincial, a quien se lo vio muy activo en la última semana, recobrando presencia en la agenda pública a partir de definiciones fuertes, rechazando con énfasis las versiones que daban cuenta de que el gobierno nacional le pidió que bajara su propia lista de candidatos.

Policías gremialistas y estrategas de campaña

A propósito de la campaña de los candidatos del gobierno provincial, fue revelador el mensaje que los integrantes del Consejo de Bienestar Policial le transmitieron al ministro Federico Massoni durante la reunión del miércoles último, cuando se movilizaron en Rawson junto a otros trabajadores estatales, en reclamo por una recomposición salarial por encima del 10 por ciento. En esa instancia, los representantes de los policías le dijeron al funcionario provincial que perdió las elecciones por el malestar existente en las filas policiales, ya que lleva dos años sin darles aumento. “Si nos ponés los sueldos al día, te hago ganar las elecciones”, le habría dicho uno de los referentes. Los agentes pretenden un salario mínimo de 100.000 pesos para un agente ingresante. Hay un exceso de fe en la propuesta policial: los 5.000 agentes de la provincia y sus familias deberían hacer bastante más campaña para levantar el umbral de los 38.000 votos que obtuvo el oficialismo provincial en su cómodo tercer lugar, lejos de los 80.000 del PJ y los 110.000 de JxC.  

Los perros (callejeros) son todos peronistas, parece

Transcurría la sesión del Concejo Deliberante y a esa hora todo podía pasar, ya que había comenzado poco antes de las 7 de la tarde y pasaban las 11 de la noche, en una jornada en la que el trabajo legislativo había comenzado muy temprano para lograr los despachos de comisión. Será un poco por eso y otro poco por la magia de la dialéctica, pero lo cierto es que la siguiente alocución, de la concejal Viviana Navarro, fue escuchada en esa noche del jueves, cuando hablaba de lo ocurrido en los últimos años con la superpoblación canina:

“Nadie se ocupó de seguir trabajando en esa red y ampliando esos derechos, para que todos pudieran ser parte de desparasitar, de los quirófanos, sabe por qué no (señor Presidente)? Porque los perros le pertenecen a este espacio político. Los perros, sobre todo los de la calle, no son de otro espacio, son de éste. Porque es así, hasta los perros nos pertenecen a nosotros. Nosotros queremos derechos, queremos castrarlos, queremos que vivan. Ni hablar lo que escuché en los últimos días en una radio que quieren hacer con los perros”.

Salir a cortar o a castrar

La réplica era hacia Ana Clara Romero, cuyo proyecto proponía que el servicio de perrera retire a los perros de la vía pública para alojarlos en dispensarios, a la espera de una adopción, al contrario del oficialismo, que finamente aprobó su proyecto para esterilizar y devolverlos a la vía pública. La edil de Juntos por el Cambio había cuestionado también la creación de un Centro de Salud para animales, para coordinar los operativos de castración, señalando que esto implicaba duplicar la estructura ya existente en el área de Veterinaria del Municipio. Navarro también refutó ese punto: “La concejal pre opinante pone en duda y dice que se van a crear cargos políticos para ir a castrar a los perros. ¿Qué se cree, que hay un programa para hacer miles de esterilizaciones en el movimiento nacional Justicialista o en el Consejo de Localidad? ¿Que todos van a salir a cortar… o a castrar? ¿Que vamos a hacer cursos gratuitos para salir a castrar en 24 horas? Una cosa de locos”. Y sí, a esa hora, ya era cosa de locos.

El concejal, el empresario y el gremialista

En la sesión del Concejo también hubo tiempo para replicar la discusión nacional en el Congreso, a partir de la iniciativa de Martín Lousteau para modificar el régimen de indemnizaciones laborales. Viviana Navarro promovió el repudio a ese proyecto, pero el concejal Omar Lattanzio defendió la iniciativa, al aclarando que hablaba como empresario y no como concejal. “Es un régimen similar al de la UOCRA, no es la eliminación de las indemnizaciones”, intentó defender el edil, que tiene un taller en el puerto. Entonces recibió réplicas desde el FDT, ya que Gustavo Reyes apeló a la infaltable metáfora del “lobo con piel de cordero”, al cuestionar al edil, mientras que Ariel Montenegro, referente de la UOCRA, cuestionó con fiereza: “te sacan de tus haberes el 8 por ciento, lo vas acumulando pero la indemnización la ponés de tu bolsillo. Así cualquiera es empresario –cuestionó-, no me gustaría que le pase lo mismo que a nosotros. Si no te gustan los sindicatos, bajate o tomá toda la gente en negro y que después te caiga el sindicato y te haga percha”, fustigó.

Lattanzio pidió nuevamente la palabra y Vlemichx, desde la Presidencia, iroinizó: “va a hablar el concejal…?”, en referencia a su definición anterior como empresario. “Me extraña que diga que el 8 por ciento se saca del sueldo de la gente –refutó el concejal radical-, el empresario o el tallerista aporta el 8 por ciento sobre el sueldo del obrero, ¿de dónde saca esa barbaridad?”, le replicó a Montenegro, a quien tildó de “este muchacho”, lo que derivó en reclamos airados desde la banca justicialista y desde la Presidencia. “Alguien que nunca en su vida pagó un sueldo no me va a decir cómo se hacen las cosas”, redobló la apuesta el concejal-empresario.