RAWSON (ADNSUR) - A través del Decreto 1338/17,  firmado este jueves por el Gobernador Mariano Arcioni, el Ministro Coordinador de Gabinete, Sergio Mammarelli, y el Ministro de Economía Alejandro Garzonio, se endurecieron las medidas tendientes a reordenar la administración pública.

En el documento, señalan que si bien la Legislatura provincial declaró en Chubut la Emergencia económica, financiera y administrativa, donde se llevaron a cabo mecanismos tales como el censo laboral, el llamado a licitación del servicio de reconocimientos médicos, la aprobación de nuevas estructuras en el ámbito de cada Ministerio y secretarías,  resultaron insuficientes para alcanzar un “rápido equilibro fiscal a mediano plazo”. Por este motivo, profundizarán las modificaciones en la estructura de gastos del Estado.

En este sentido, resolvieron tomar algunas medidas, tales como que los asesores del Poder Ejecutivo trabajen “ad honorem”. 

Además, suspender los subsidios mientras dure la Emergencia económica, financiera y administrativa, aunque en este caso se harán algunas excepciones que las determinará el Ejecutivo.

Asimismo, implementaron suspender las horas extras, y si son necesarias, se podrán autorizar por Decreto para cubrir servicios indispensables para el Estado con un máximo de 2 horas diarias y de 20 horas semanales por agente.

También quedarán suspendidas las horas guardia que no justifiquen su realización, ya que, al igual que en las horas cátedra –dice el decreto- “la Administración Pública abusó del adicional para crear cargos o aumentos salariales que deberán quedar sin efecto.

Otro de los artículos señala que “resulta necesario suspender, para posteriormente reglamentar todas las comisiones de servicio, que generan traslados de personal a distintos puntos de la provincia, generando gastos innecesarios”, señala el Decreto.

Al mismo tiempo, quedarán eliminadas las licencias gremiales, “ es una decisión de equidad y justicia, que podrán continuar en respeto de la ley 23.551 pero a cargo de las asociaciones sindicales”.

Habrá controles “biométricos” de ingreso y salida del personal de todos los edificios públicos del Estado provincial y establecimientos educativos.  Como así también, quedó suspendida la asignación y el uso de vehículos oficiales a todos los funcionarios y los autos los deberán entregar en el plazo de cinco días. Del mismo modo, darán de baja la totalidad de teléfonos y líneas de celulares .