La Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) había anunciado el domingo pasado la decisión - a partir del próximo 1° de enero - de comenzar a cobrar un “copago” del 9 por ciento del  valor de la atención médica a pacientes de medicina prepaga

Sin embargo, este martes la Federación se reunió con autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y resolvió suspender la medida que iba a entrar en vigencia a partir del sábado, tras un compromiso del gobierno de arbitrar las medidas necesarias para atender la demanda del sector de salud.  

Parte del comunicado.
Parte del comunicado.

Las autoridades del Ministerio de Salud y de la Superintendencia de Salud de la Nación  ratificaron la plena vigencia del incremento del 9% a partir del primero de enero de 2022 y garantizaron que arbitraran los medios para "se  cumpla con el traslado del 9 % correspondiente a enero por parte de la empresas de Medicina Prepaga y obras de dirección", según informó la federación a través de un comunicado.

Por lo tanto, la Federación decidió  dejar sin efecto la implementación del copago a partir del primero de enero de 2022, y a su vez, advirtieron por la "crítica situación económica de las empresas del sector prestador y la necesidad de implementar medidas de fondo que permitan construir las bases para un sistema sostenible".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!