En el inicio de la jornada del miércoles, el riesgo país de la Argentina continuaba con números en alza: sube unos 71 puntos básicos (3,2%) con respecto al cierre del día anterior y se ubica en los 1.812 puntos básicos.

El martes, el riesgo país se había disparado a su máximo en más de 10 años. El indicador de la banca JP.Morgan duplicó su valor en apenas un día, pasando de unos 877 puntos básico a más de 1.700, su mayor nivel desde finales de abril de 2009. Así, se consolidó como el segundo más alto del mundo, solo detrás de Venezuela.

"La incertidumbre crece por cuestiones de gobernabilidad, más cuando faltan muchas semanas para las elecciones generales. El duro golpe que recibió el Gobierno en las elecciones PASO lo refleja el mercado, con un segundo día muy duro y tremendas pérdidas", expresó un agente financiero de la banca privada local a Reuters.

El riesgo país estuvo gran parte del lunes —tras los resultados de las PASO— desactualizado por la falta de negocios reales con los bonos soberanos argentinos en los Estados Unidos, cuando internamente el peso llegó a sufrir una depreciación en torno al 25% en el día y los títulos públicos cedían más del 5%.

Agentes del mercado explicaron que muchas veces los sistemas informáticos desconocen una tan abrupta diferencia cambiaria, por considerarla un error, e imposibilita las chances de transacciones con bonos.

Según especialistas del mercado, el temor a que la Argentina sume una nueva moratoria a su lista de incumplimientos crecía el martes, mientras los inversores seguían asimilando la dura derrota de Macri.

El número del riesgo país mide el spread (brecha) entre la tasa de retorno de los bonos soberanos argentinos que ya están operando a 10 años y el equivalente a los bonos del Tesoro de los Estados Unidos ya supera los 17 puntos porcentuales.

Esto significa que a la Argentina endeudarse en dólares le cuesta ese porcentaje anual más de lo que le cuesta a los Estados Unidos por un título comparable. Un bono del Tesoro de los Estados Unidos a diez años rinde hoy 1,615% anual (161,5 puntos básicos).

Esta tasa de interés exorbitante que los mercados internacionales le exigen a la Argentina para tomar sus bonos es lo que impide al país financiar su déficit público en el exterior y lo que obligó al Gobierno a buscar un acuerdo de auxilio financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El actual es el riesgo país más alto desde el 20 de abril de 2009, cuando concluyó a 1.838 puntos básicos.

El pico para este indicador se dio con 7.222 puntos básicos durante agosto de 2002 en la crisis posterior al default decretado en la presidencia de Adolfo Rodríguez Saá. En tanto, el registro más bajo fue en enero de 2007 cuando descendió hasta los 184 puntos básicos. Un riesgo país de más 500 puntos ya puede ser considerado como "alto".

Fuente: Infobae