Un nuevo escándalo global se metió de lleno en la campaña de vacunación contra el coronavirus, luego de que Sinovac le exigiera al Gobierno de Brasil dejar de criticar a China para cumplir con los contratos firmados para el envío de vacunas a la nación presidida por Jair Bolsonaro.

La noticia fue dada a conocer por diplomáticos brasileños en documentos obtenidos por el portal O Globo, los cuales manifiestan el rechazo de los máximos líderes del laboratorio para con las declaraciones del mandatario.

Cabe destacar que Sinovac había firmado un acuerdo con el Instituto Butantan para producir en la nación amazónica la CoronaVac, pero no cumplió con el cronograma pactado del envío del ingrediente activo.

El presidente del laboratorio, Yin Weidong, afirmó durante una reunión diplomática con funcionarios brasileños que un cambio en la postura del gobierno generaría una relación “más fluida”.

“Sería conveniente, para el proceso, que el gobierno brasileño buscara ‘desarrollar una relación más fluida y positiva con el gobierno chino’”, dijo en base a los diplomáticos de Brasil.

Además, en base al documento filtrado,  Yin “no afirmó categóricamente que habría una interferencia directa del gobierno en la asignación de insumos, pero destacó la importancia del buen diálogo entre Brasilia y Beijing”

“Podría ser útil que el acuerdo entre las empresas fuera visto como una demanda del gobierno brasileño”, añadió tras las declaraciones de Bolsonaro donde manifestó que el virus "es nuevo, no se sabe si nació en un laboratorio o por algún humano que ingirió un animal inadecuado. Pero está ahí. Los militares saben que es una guerra química, bacteriológica y radiológica. ¿No estamos ante una nueva guerra?”