La reunión de 18 países en Qatar (estuvieron miembros y no integrantes de la OPEP, Organización de Países Productores de Petróleo) no arrojó los resultados que se estimaban en las últimas semanas, cuando se aguardaba un pacto para congelar la producción de petróleo y provocar así un impacto favorable en el recupero de los precios.

Distintas agencias informativas internacionales consignaban en la tarde del domingo que la ausencia de Irán en dicha cumbre habría sido el factor principal para el nuevo fracaso, ya que Arabia Saudita se negó a asumir compromisos sin la presencia del gobierno iraní, que se benefició recientemente con el levantamiento de sanciones de Estados Unidos y ha comenzado a volcar una importante cuota de petróleo al mercado, profundizando así la sobre oferta que deprime hoy los precios.

El barril de crudo WTI cotizaba hasta el viernes último en el orden de los 40 dólares por barril, mientras que el tipo Brent –que se toma como referencia para el golfo San Jorge- se ubicaba por encima de 43. Tras el fracaso de la cumbre de ayer, los analistas planteaban la incógnita de cómo abrirá el mercado este lunes, en tanto podrían volver los temores sobre el crecimiento de la oferta, reduciendo así el leve recupero de las últimas semanas.